La noche de CAVALERA CONSPIRACY, MASTODON y SLAYER

LA CAÍDA AL ABISMO

Por Andre Dulché /@polvorarock

Foto: Manuel Castillo / @MrCastleManu

Después de la espera llegó la calma, eso dicen, porque lo que pasó en la Arena Ciudad de México fue el mismo infierno.

Resorte

Si bien no estaba a reventar el lugar, más bien a una decente entrada se presentaron varios iconos del metal de la vieja y nueva escuela del metal.

Desde las cinco de la tarde ya se veía el desfile de playeras, en su mayoría de la banda principal, Slayer, incluso estaba presente el club de fans oficial en México, todos uniformados con sus playeras y deseosos de volver a retumbar sus oídos por los engendros diabólicos. Pero para ello tendrían que esperar, eso sí, con una buena dosis de rock.

Resorte volvió a las andadas a un evento afín a su música, no como pasó con Fobia; por lo tanto el público presente respondió de mucha mejor forma y recordaron los materiales de fin de siglo pasado como República de Ciegos y XL. Si bien siguen sonando potentes y poderosos como un buen rinoceronte, no escogieron el mejor setlist y en especial, falta que tomen mayor condición ya que en varias ocasiones se veían fuera de aire y ritmo, al final del día volvió la alineación que no debió deshacerse.

El setlist de los capitalinos consistió en ”América”, “Caliente”, “República de Ciegos”, “La Estrella”, “Cerdo”, “De Nopal” y cerraron con “Aquí No Es Donde”, la cual tenía varios arreglos a la Black Sabbath.

Pasando Resorte hubo un cambio de equipo y la bandera de Brasil se posaba sobre un monitor como presagio de lo que sería la visita de los hermanos Cavalera a México, no con Sepultura sino con Cavalera Conspiracy.

Max Cavalera sigue siendo el alma del grupo, quien tomaba las riendas en las voces y se comunicaba con el público, dando entrada a temas como “Warlord”, “Torture” y “Inflikted” con la cual el slam no se hizo esperar.

Las primeras palabras de Max, ‘en la batería mi hermano Iggor’ y con ellos llegó la primera canción de Sepultura, “Territory”.
‘Cómo están Maquinaria? están listos para Mastodon, Slayer y Cavalera? Esta canción es del nuevo disco y se llama “Killing Inside”’ continuó el brasileño.

Cavalera Conspiracy

‘Mexico, estoy my feliz, hagan un gran círculo, esto es “Blunt Force Trauma” y la gente como buenos discípulos hicieron un slam gigante y luego pasó a presentar a Richie Cavalera, quien interpretó con ellos “Black Ark” o bueno, eso parecía ya que el ingeniero de audio nunca prestó atención al micrófono del pequeño Cavalera y no se escuchó…nada!

El regreso de los hermanos fue bueno, con un setlist que mezclaba tanto Sepultura como Cavalera Conspiracy y que dejaba a su público bastante emocionado y satisfecho a pesar de ese problema en “Black Ark”, un ejemplo fue cuando cimbraron el recinto con canciones como “Arise/Dead Embrionic Cells”, “I Speak Hate” y la más gozada, “Roots Bloody Roots”. Al final, los hermanos se juntaron en el escenario con la bandera mexicana y agradecieron al monstro de mil cabezas.

Luego llegó el turno del mastodonte de Atlanta, Georgia. Una pancarta en la parte trasera con la portada de su más reciente álbum The Hunter y ellos, celebrando el Día de Muertos pintados y en caso de Brent Hints, un traje de esqueleto con capa integrada. Bien parecían personajes de cinta de Rob Zombie.

Mastodon es una banda para gozar, no para brincar ya que con sus cambios de ritmo uno puede perder el paso fácilmente; a diferencia de lo que venían presentando en otros lugares su repertorio tuvo cambios y si bien no tocaron sus temas más conocidos (Crack In The Skye) lo hicieron muy bien, tal vez con el audio un poco bajo a comparación de los demás.

Mastodon

Los riffs, los gritos y las lucen hacían un papel por separado que en conjunto era de apreciar, en especial cuando todo se tornó rojo en “Crystal Skull”. ‘Mexico City los queremos, somos Mastodon buenas noches’ fueron las únicas palabras de Troy Sanders, pero eso no era necesario ya que la música habla por ellos. El setlist se completo por “Black Tongue”, “Hands Of Stone”, “Dry Bone Valley”, “Crack The Skye”, “Stargasm”, “Blasteroid”, “All The Heavy Lifting”, “Spectrelight”, “Curl Of The Burl”, “Iron Tusk”, “March Of The Fire Ants”, “Blood and Thunder” y “Sparrow”.

Ya cerca de las 10 de la noche todo se preparaba para recibir al verdugo, del cual han pasado muchos años de su presentación en el  ex – balneario olímpico pero no mucho de su concierto en el Palacio de los Deportes.

Las luces se apagaron se podía ver la gran manta de una ángel llorando detrás del escenario, los poderosos amplificadores Marshall estaban listos para los riffs y el poderoso doble bombo y sin más preámbulo se escuchó “Disciple”, donde los gritos no se hicieron esperar  para recibir a los cuatro jinetes del thrash (Jeff Hanneman fue sustituido por Gary Holt de Exodus).

‘Muchas gracias por venir esta noche’ en palabras de Tom Araya continuo con “War Ensemble” donde se podían ver cervicales agitándose en la multitud. Continuaron con “Die By The Sword” (del Show No Mercy de 1983) y sonaba tan fresca como hace dos décadas, de la misma forma que “Chemical Warfare” que desataba la adrenalina de los metalheads.

“Hate Worldwide” era interpretada con furia y Kerry King con sus enormes cadenas al costado daba sus clásicos riffs que eran ovacionados una y otra vez, en cuanto termina, suelta una plumilla hacia el público, misma que es peleada y codiciada como un gran tesoro.

Slayer

‘Esto es el espíritu negro’ se escuchaba en voz del vocalista quien aún conserva poder  y fue momento de oír “Spirit in Black” seguida de “Epidemic”, que fue otro motivo para seguir el ‘moshpit’ en el centro del lugar.

‘Estamos pasando tiempos buenos porque somos libres, libres de hacer lo que queramos, esto es “Mandatory Suicide”’ y siguió la letanía del infienro que pasó por un momento comico para Araya al preguntar: ‘Quieren morir? (extramente, la gente grito, sí) En serio quieren morir? Algún día pasará pero no hoy’ y fue momento de “Postmortem”.

Se entonaron temas como “Seasons In The Abyss”, “Hell Awaits”, “Snuff”, “Angel Of Death”, “Beauty Through Order” que fueron bien recibidas, sin embargo hubo una emoción especial al escuchar “Jesus Saves” y “Altar Of  Sacrifice” que no se habían interpretado en México desde 1994.

Llegado el encoré con una manta más clásica de la banda, se desató la euforia total con los riffs iníciales de “South of Heaven”, luego de “Silent Scream” y “Dead Skin Mask”; ya para el final con “Raining Blood” todo era un gran caos.

Un cierre perfecto para los fanáticos del heavy metal, con bandas que saben hacer su trabajo y sudar cada riff, sin la necesidad de pirotecnia o una espectacular escenografía, ellos se pueden jactar de que su música (como debe ser) se lleva el show.

 RESORTE

CAVALERA CONSPIRACY

MASTODON

SLAYER

Andre Dulche
Andre Dulche
Niñero, editor y fotógrafo en Pólvora con alma noventera. Campeón de tres anillos de NFL Fantasy 🏈 Le doy sabroso a la NBA, NHL, lucha y cómics 😎

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

160,137FansLike
26,658FollowersFollow
11,289FollowersFollow

últimas Noticias

Playlist

Más vistas