La noche de STONE SOUR, DEFTONES y MARILYN MANSON

EL REGRESO DEL ANTICIRSTO

Por Andre Dulché @polvorarock

Fotos Manuel Castillo @MrCastleManu

Segundo día de actividades del Festival Maquinaria en la Arena de la Ciudad de México, después de haber ido y regresado del abismo con Slayer el poderío no sería menor en esta ocasión.

Como parte fuerte del cartel había una banda como Stone Sour haciendo su primera visita a nuestro país, Deftones regresando de no hace mucho presentarse en el Palacio de los Deportes pero con la motivación de que Chi Cheng está de vuelta y como cereza del pastel, el Reverendo Marlyn Manson.

A diferencia del día anterior, menos fanático de la vieja escuela del metal y más seguidores de la nueva ola con playeras de Deftones y Slipknot en grandes cantidades, donde más se notó el cambio generacional fue a la hora de los conciertos donde a diferencia de con Slayer, Mastodon y Cavalera Conspiracy los celulares estuvieron en su máximo uso, tratando de captar un souvenir digital.

Stone Sour

Stone Sour se presentó alrededor de las 6:15 de la tarde, presentando su nuevo disco House Of Gold & Bones. Esta sería su novatada en México y de principio a fin, se llevaron el show el festival en cuanto a sonido y actitud, mucho de ello gracias a Taylor (que muchos reconocerán como vocalista de Slipknot) que es de los mejores líderes del rock actual.

Terminada sus primeros dos temas “Gone Sovereign” y “Absolute Zero”, la gente coreaba el nombre del vocalista ‘corey..corey’ quien agradeció diciendo ‘muchas gracias; cómo están? Déjenme oírlos. Gracias por estar en nuestra primera visita en México. Quiero saber si quieren volverse locos? Esta canción se llama “Hell And Consequences”’.

Para este momento sus seguidores, los cuales eran más de lo pensado, hacían slam, coreaban las canciones, las mujeres suspiraban y otras gritaban de emoción al ver a Corey Taylor en las pantallas gigantes y el propio vocalista, se dejaba consentir. ‘Gracias, hagan mucho ruido, les diré algo, en esta canción quiere ver a todos brincar, para eso es’ y dio paso a interpretar “Made Of Scars”.

‘Nunca más esperaremos tanto en venir a México, esta es de nuestro disco Audio Secrecy, lo conocen?’ y fue paso a escuchar “Mission Statement”, una de las más cantadas por la gente. Continuaron con gran poder, con un audio perfecto por parte del recinto y con un set a prueba de balas con “Reborn”, “RU486”, “Say You’ll Haunt Me”, “Blotter” y “Digital (Did you Tell)” para cerrar la primer aparte de su concierto.

El regreso al escenario fue la gran sorpresa para todo rockero ya que fue solo Taylor y su guitarra para tocar “Bother” con las primeras estrofas de “Nutshell” de Alice In Chains, lo cual al escucharla y ver la similitud entre Corey y el fallecido Layne Staley bien podría haber sido un buen reemplazo para los grungeros.

‘Es un gran honor y un privilegio estar aquí está noche, toda nuestra carrera nos decían otras bandas que teníamos que venir y hoy solo tengo algo que decirles…estaban en lo correcto.’ Después de las palabras del frontman llegó el final con “Through Glass” y “30/30 -150”.

Deftones

Después del respectivo cambio de equipo llegó el turno de los favoritos esa noche, los Deftones, incluso había más playeras y camisas a cuadros a la Chino Moreno que de las otras bandas.

Recordando la escena nú metal arrancaron con “Diamond Eyes” y la gente enardeció, desde ese momento y durante la hora y media de concierto no dejaron de cantar, grabar, y adorar a sus ídolos quienes no tuvieron mucha interacción con el público en cuestión de palabras, lo hicieron con actos, como Chino Moreno quien bajo a cantar con la gente y casi salir sin ropa de su aventura con el monstro de mil cabezas.

Fueron un total de 17 canciones que repasaron por varios de sus discos y que tuvo momentos más álgidos que otros como al escuchar los primeros acordes de “Change (In The House Of Flies)”, “Riviére” dedicada a Chi Cheng, “My Own Summer” y “Bloody Cape”. Si bien los californianos dejaron todo en el escenario sus shows no son muy variados, de hecho resultó muy similar al anterior sin embargo, siempre es grato verlos.

El set se completo por “Rocket Skates”, “Be Quiet And Drive”, “Poltergeist”, “Rose Mary”, “Feiticeira”, “Digital Bath”, “Knife Party”, “Tempest”, “Engine N.9”, “Passenger” y “7Words”.

Después de esta actuación de los Deftones que dejó sudados y emocionados a sus seguidores se venía el momento de escuchar a Marilyn Manson, quien volvió a sus raíces musicales con su disco Born Villian y que después de sus pasados conciertos en México despertaba la duda de si serían iguales, sencillos y casi sin teatro alguno o de si sería un regreso total, la respuesta: si, es el regreso del anticristo en todo su esplendor.

Tras una cortina negra con la música de “Hey, Cruel World” se recibió al reverendo en en ele escenario, mostrando unos lentes estilo aviador.

El cementerio fue el escenario perfecto –el cual fue parcialmente destruido por Manson durante todo el concierto – para las primeras palabras saludando a México y empezar los acordes de “Disponsible Teens”.

Mostrando un variado guardarropa, Manson salió ataviado de Papa, para darnos una misa con la letanía de “Lovesong”. ‘Sé que todos en México aman la cerveza”, fueron las palabras “No Reflection” del nuevo disco. Dejando de lado su micrófono de cuchillo y con un sombrero de copa sonaron a capela el coro de “Mobscene”, el cual hizo que el recinto con una considerable afluencia se cimbrara.

Como todo un dandy, de saco blanco, camisa de lentejuelas y estola, fueron el vestuario que luciría para “Dope Show”, haciendo juego con el fondo de focos encendidos, muy setenteros.

‘Mi nombre no es Marilyn Manson pero soy un racista al usar cuerdas de plata’, palabras que antecedieron a “Slo-Mo-Tion”. La cátedra continuó con “Rock is Dead”, mientras que los jadeos fueron la antesala de “Personal Jesus”. En un setlist de agasajo para los que lo veían por primera vez, “Sweet Dreams” fue el pretexto ideal para sacar una máscara sadomasoquista y un martillo luminoso, aquí de resaltar el poder en los gritos, como en sus viejos tiempos.

En un show, que por otro lado volvió a hacer que se reencontrara con sus viejos fans, continuó con “Coma White” y “King Kill 33°”. El pedestal con diez micrófonos -los cuales cabe destacar, fueron destrozados en múltiples ocasiones y uno regalado al público por el Reverendo- fue la pauta para que todos esperáramos “Antichrist Superstar”, el grito del fürer metalero se hizo presente mientras lo cuidaban sus custodios encapuchados. Fue aquí cuando más demostró que aunque ya no es el tipo flaco de los años noventa se mantiene en buena forma ya que sigue estirándose en posiciones extrañas y su sentido del humor que va de la violencia a lo cómico tenía a todos viendo cada movimiento.

Para los que por primera vez veían a Manson fue un agasajo y que mejor que despedirse con “The Beautiful People” no sin antes despedirse de nuestro país, ‘Metal lovers, los quiero mucho’.

STONE SOUR

DEFTONES

MARILYN MANSON

Andre Dulche
Andre Dulche
Niñero, editor y fotógrafo en Pólvora con alma noventera. Campeón de tres anillos de NFL Fantasy 🏈 Le doy sabroso a la NBA, NHL, lucha y cómics 😎

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

160,137FansLike
26,658FollowersFollow
11,292FollowersFollow

últimas Noticias

Playlist

Más vistas