Apple Electronics Ltd.: El fracaso de The Beatles

Fotos: Abel Montaño

En abril de 1967, The Beatles crean una compañía para que ordene sus negocios. Ya sin su mánager, Brian Epstein muerto por una sobredosis, los escarabajos querían tener el control de su música y diversificar sus inversiones.

En una conferencia de prensa en Londres, la más grande desde el anuncio del fin de la Segunda Guerra Mundial, John Lennon y Paul McCartney declaran que van a crear Apple Corps Ltd. con diferentes ramas comerciales: Apple Boutique (en Carnaby Street), Apple Films Ltd., Apple Management, Apple Music Publishing, Apple Overseas, Apple Publicity, Apple Records, Appel Retail, Apple Tailoring, Apple Television y Apple Electrónics Ltd.

Para la última división de negocios, John decidió darle las riendas a Yanni Alexis Mardas, mejor conocido como Magic Alex (1942-2017). Este griego, que fue un verdadero fraude, decía que podía crear una consola con 72 pistas, cuando la que utilizaba el cuarteto en los estudios Abbey Road era de 8 pistas.

Lennon que era un visionario, pensó que la onda era la electrónica y viendo a la distancia el proyecto tenía toda la razón. Actualmente, los gadgets (dispositivos) son importantísimos, siendo un mercado gigantesco del cual los japoneses (originales) y ni se diga los chinos (copias) sacan muchos dividendos.

Apple (como finalmente quedó el nombre de la compañía), le da a Magic Alex, más de trecientas mil libras para sus proyectos prácticamente con los ojos cerrados.

Los problemas comienzan en Apple Electronics, cuando The Beatles que filmaban y grababan su proyecto Let It Be (1969), deciden abandonar el estudio número 1 de los estudios Twickenham porque no estaban cómodos y acuerdan ir a su edificio en el número 3 de la calle de Savile Row (Mayfair), en el corazón de Londres el 22 de enero de 1969.

En teoría, la consola que estaba haciendo Magic Alex ya se podía utilizar en el sótano del corporativo Beatle por lo que los escarabajos, muy confiados, deciden continuar ahí su proyecto.

Sin embargo el estudio de grabación era un desastre. George Martin, el productor musical de la gran mayoría de las canciones de los melenudos, en sus memorias All you need is ears, comenta que se moría de risa cuando Lennon le decía las maravillas que iba hacer Magic Alex; pintura invisible, campos de fuerza o una nave en forma de ovni.

Como la propuesta de grabación de Alex no funcionó, un sistema de dieciséis pistas con el mismo número de bocinas, Martin tuvo que pedir a Emi Capitol un par de consolas de mezclado de cuatro pistas para poder utilizarlas en la grabación del disco.

Finalmente, Lennon muy molesto tuvo que aceptar que se equivocó con Magic Alex y pido a Mal Evans, su road manager, que tirara a la basura todos los proyectos de Apple Electronics Ltd.

Abel Montaño
Abel Montaño
Fan de The Beatles, aprendiz de fotógrafo, seguidor del teatro de las ideas cuya meta no es solo producir sino ser feliz

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

213,337FansLike
27,800FollowersFollow
11,175FollowersFollow

últimas Noticias

Más vistas

Playlist