50 años del Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band

El 1 de junio de 1967 en Inglaterra, The Beatles publicaron una de las obras de arte más importantes de la música siglo XX; Sergeant Pepper’s Lonely Hearts Club Band. Si bien desde 1964 eran considerados como grandiosos, maravillosos, extraordinarios y magníficos por sus millones de seguidores en casi todo el mundo, con este disco se volvieron imprescindibles e inconmensurables.

1966 fue un año muy complicado para la banda. Lennon dijo que eran más famosos que Jesucristo y los dragones del KKK lo querían linchar en Texas (EUA). El gobierno de Sudáfrica prohíbe su música, porque se rehusaron a tocar en ese país donde imperaba el sistema de segregación racial Apartheid. Los países socialistas, encabezados por la URSS no permitían ni siquiera que se transmitiera su música y los comunistas chinos ni pensarlo.

También el gobierno de EUA estaba muy molesto porque John dijo que estaban a favor de que los jóvenes estadounidenses se refugiaran en Canadá para no ir a la guerra de Vietnam. En pocas palabras, los gobiernos de medio planeta los tenían como demonios.

Por otro lado, tenían un ejército de fans que compraban sus discos por millones y que pagaban lo que fuera por verlos en concierto. Su última gira por Alemania, Filipinas, Japón, Estados Unidos y Canadá fue un éxito absoluto, donde eran aclamados. Demonios y dioses, eso eran en 1966.

Por tales odios y amores, The Beatles deciden aislarse 700 horas en los estudios de Abbey Road en la calle Westminster, NW8 (Londres) para grabar 15 temas de su disco que en total sumaron 39 minutos y 56 segundos.

Sin la presión de grabar dos discos al año, las giras mundiales y las presentaciones en radio y TV, John Lennon, George Harrison, Paul McCartney y Ringo Starr con tiempo, estudios de grabación y dinero, crearon un disco que cambiará el concepto de la música, el cual estuvo 22 semanas en el número uno y del que se vendieron en preventa un millón 250 mil ejemplares, tan solo en EUA e Inglaterra.

Desde el 6 de diciembre de 1966 cuando graban “When I’m Sixty Four”, hasta el 1 de mayo de 1967 cuando se corta el disco en estéreo, The Beatles graban los tracks de un álbum que va a ser aclamado por la crítica, la contracultura, el público y los especialistas como el mejor de la historia del rock.

Leonard Bernstein (compositor, pianista y director de orquesta): Hay tres compases en “A day “in the life que siguen sosteniendo, rejuveneciendo y enardeciendo mis sentidos y sensibilidades.

Sin embargo, el disco tuvo controversias porque se consideraba que promovía el uso de las drogas. Se satanizaron las canciones, “Lucy in the Sky With Diamonds” que con las iniciales del título se deletreaba L-S-D (ácido lisérgico), “Fixing A Hole” que según algunos era una invitación perforarse la piel con una aguja de heroína y principalmente el tema “A Day In The Life”, que fue prohibida por la BBC por su letra (I´d love to turn you on).

El 23 de mayo de 1967, Frank Gillard (Director de Radio Difusión Sonora de la BBC), le escribe a Sir Joseph Lockwodd (Director de EMI) los motivos de la prohibición:

Nunca pensé que llegaría el día en que tendríamos que prohibir un disco EMI… Lo hemos escuchado nuevamente con mucho cuidado, y no podemos evitar llegar a la conclusión de que las palabras “I’d love to turn you on”, seguidas por ese montaje de sonido, podrían tener un significado bastante siniestro.

La grabación puede haber sido hecha con inocencia y buena fe, pero debemos tener en cuenta la interpretación que muchos jóvenes inevitablemente tendrán sobre ella. “Turned on”, es una frase que se puede utilizar en muchas circunstancias diferentes, pero está actualmente mucho en boga en la jerga de los drogadictos…No podemos asumir la responsabilidad de favorecer o alentar esos desafortunados hábitos, y por eso no tocaremos la grabación en ninguno de nuestros programas, radio o televisión.

De esa manera, nueve días antes de que el disco saliera a la venta se censuraba la primera canción de rock.

La portada del disco fue todo un evento. Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band, no podía salir con una simple foto, por lo que McCartney buscó al artista plástico Peter Blake para su realización. Se decidió hacer un collage de gente como si fuera una gran banda musical y Blake, que se especializaba en pósters de artistas de circo y lucha, fue el ideal para llevar a cabo el proyecto.

Cada Beatle enlistó a sus personajes favoritos; George prefería a gurús hindúes (Sri Yukteswar), Paul iba desde el escritor W. Burroughs hasta el actor Fred Astaire. John quería que estuviera Oscar Wilde, Lewis Carroll y Edgar Allan Poe y un poco en broma citó a Hitler, Jesucristo y Mahatma Gandhi. Ringo ni propuso ni quitó nombres. Al final quedaron en la portada 62 personalidades y diversos objetos como un candelero mexicano.

Brian Epstein, representante de los greñudos, preocupado por los derechos de copyright, le pidió a su asistente Wendy Hanson que contactara a todos los personajes, o sus alabaceas, para tener su autorización por escrito y no ser demandados, después de muchas llamadas solo se localizaron a la mitad de famosos.

Una vez elegidos los nombres y la escenografía, Michael Cooper tomó las fotografías de la portada, contraportada e interior del álbum, el 30 de marzo en su estudio en 4 Chelsea Manor Studios en la calle Flood, SW3, con el collage de Blake que tardo dos semanas en construir.

Paul is dead. Debido a que The Beatles no tenían ninguna aparición pública, que Paul había tenido un accidente de tráfico el 9 de noviembre de 1966 en el que se rompió la boca y un diente, y que supuestamente había varias pistas en la portada del Sargento Pimienta de su muerte, se creó todo un rollo que sirvió de publicidad para los escarabajos.

Las “señales” en el disco eran entre otras; una mano arriba de la cabeza de Paul; en la portada hay un arreglo floral de la letra “P”; en la contraportada el Sir está de espaldas; en su brazo derecho tiene la insignia OPD (Oficially Pronunced Dead). Además se decía que el actor canadiense William Campbell se había hecho una cirugía estética para parecerse a McCartney.

Finalmente Sir Joseph Lockwodd, puso el grito en el cielo cuando vio que Paul quiso que hubiera un sobre en cada disco del Sargento Pimienta con insignias militares y que en la contraportada se imprimieran las letras de las canciones.

El alegato del director de EMI era que los costos del álbum se habían elevado a 75 mil dólares, la cantidad más grande hasta ese momento para la realización de un disco en el mundo. Que en nada comparaba con su primer LP que se grabó en 12:45 minutos (incluidos un almuerzo y un coffe break) y que costó 400 libras a la disquera. Cabe destacar que 50 años después se han vendido 32 millones de ejemplares.

El mejor disco de toda la historia del rock según diversos especialistas en diferentes épocas, ha sido imitado por una gran cantidad de artistas en el mundo como Frank Zappa en We´re only in it for the Money y The Rolling Stones con Their Satanic (y copionas) Majesties Request.

Sin duda The Beatles se volvieron atemporales con el Sargento Pimienta, que por cierto sigue siendo el disco más transcendental de rock, como bien dijo el Doctor en psicología Timothy Leary, después de escuchar SPLHCB: “Declaro que John Lennon, George Harrison, Paul McCartney y Ringo Starr son mutantes. Agentes evolucionados enviados por Dios, dotados de misteriosos poderes para crear una nueva especie humana”.

Así sea…Yeah!

Abel Montaño
Abel Montaño
Fan de The Beatles, aprendiz de fotógrafo, seguidor del teatro de las ideas cuya meta no es solo producir sino ser feliz

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

209,868FansLike
30,200FollowersFollow
11,223FollowersFollow

lo de hoy

de lo que todos hablan