La noche de Abbath y Amon Amarth (Pabellón Cuervo)

Texto: Andrea Quintana
Fotos: Abbath / Andre Dulché

            Amon Amarth / Guacamole Project

Dos monstruos del metal se presentarían juntos la noche del 17 de junio en el renovado -sí, aunque realmente se vea casi igual que a su antepasado solo por las mesitas de madera- Pabellón Cuervo. Sabíamos que este concierto iba a ser especial desde el momento que se colgó el letrero de ‘sold out’, parecía que los de seguridad temían un portazo, pues la entrada se restringió y solo podían entrar los afortunados que contaban con boleto.

El público desde el inicio se portó a la altura del evento, ya que la fila era muy grande, pero todos se formaron sin crear mala vibra a la entrada, y eso hizo todos avanzáramos un tanto más rápido. Desde la fila podíamos ver a los fanáticos del black metal con su playera de Abbath y alguno que otro maquillado a la usanza blacker; mientras que los cuernos, las hachas y las pieles inundaban a los seguidores de los vikingos de Amon Amarth. Sin duda nos esperaba una noche de mucho poder.

Así, en punto de las ocho, Abbath apareció en el escenario junto a King Ov Hell en el bajo, Gabe Seeber dándole duro a la betería y Ole André Farstad en la guitarra principal, y sin más reventaron nuestros oídos con “To War”, “Winterbane”, y “Warriors”, del supergrupo que conformó con miembros de Armagedda, Gorgoroth y Enslaved, I. El audio fue de menos a más, algo que nos permitió disfrutar de cada gutural y rasgado en la guitarra.

 

Siguieron “Ashes Of The Damned” y un tema para recordar su etapa en Immortal, “In My Kingdom Cold” del disco Sons of Northern Darkness (2002), sin duda fue el momento propicio para empezar a hacer heandbanging. Sí, sabemos que muchos iban por los vikingos, pero Abbath se supo ganar al respetable, y no es casualidad, ya que lo acompañan casi 30 años de carrera.

Abbath es muy carismático, hablaba en español, animaba a la gente a levantar los puños en alto, algo más casual, por así decirlo, que cuando lo vimos con Immortal. Así combinó esa etapa junto a Demonaz con “Tyrants” y “Nebular Ravens Winter”, junto a algo de su disco publicado en 2016, “Count The Dead”, las cuales seguían taladrando nuestro demonio interior, y la gente no se saciaba y quería más acordes del inframundo. Y, con una hora de show, terminaría nuestra oda satánica con “One By One” y “All Fall Shall”.

Era tiempo de seguir bebiendo el elixir de los dioses, y mientras unos irían a conocer al panda mayor gracias al M&G, los fans aprovecharon para tratar de llegar lo más adelante que les fuera posible. Una tarea difícil puesto que la plancha del pabellón es angosta y para esas horas ya casi no se veían huecos para abrirse paso hasta la valla.

Era momento de entregarnos a las visiones del valhalla para comenzar el ritual con “The Pursuit Of Vikings” y “As Loke Falls”, y desde ahí, la energía era impresionante tanto arriba como abajo del escenario. Los fans gritaban, bebían, cantaban y algunos ya yacían perdidos por haber bebido mucho aguamiel.

Los acordes y la brutalidad de los músicos suecos se combinaron para sacar a relucir nuestro vikingo mexica interno, muchos incluso llevaban un cuerno para beber su hidromiel, y en esos momentos uno se sintía cerca de Odín (perdónanos Huitchilopoztli).

Se nota que Johan Hegg y compañía realmente les gusta el público mexicano, y pudimos escucharlos hablando en español y diciéndonos que comparados a otros somos los mejores. “Déjenme recordarles que ayer tocamos en Monterrey (rechiflas del público)…pero recuerdo que cada vez que venimos a tocar aquí Ciudad de México (en español) nos convencemos de que ustedes son los más salvajes’ fueron las palabras para “Death In Fire”, mientras el headbanging inundada tanto el escenario como la plancha.

La noche estaba terminando, el éxtasis se sentía en el ambiente en donde incluso niños disfrutaban del show. Invitándonos a tener una cerveza en la mano, era el momento de escuchar “Raise Your Horns”.  Así, con todos los puños en alto entonarían “Guardians Of Asgaard”, para cerrar brutalmente con “Twilight of the Thunder God”.

Setlist: The Pursuit Of Vikings / As Loke Falls / First Kill / The Way Of Vikings / At Dawn’s First Light / Cry of the Black Birds / Deceiver of the Gods / Tattered Banners And Bloody Flags / Destroyer of the Universe / Death in Fire / Father of the Wolf / Runes to My Memory / War of the Gods / Raise Your Horns / Guardians Of Asgaard / Twilight of the Thunder God.

Ahora sí disfruta de todas nuestras fotos endemoniadas:

ABBATH

AMON AMARTH

Andrea Quintanahttp://3.216.182.59
Comunicóloga de profesión, black metalera de corazón y otaku de closet

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

160,038FansLike
26,658FollowersFollow
11,269FollowersFollow

últimas Noticias

Playlist

Más vistas