V de Vendetta: Una de las mejores novelas gráficas de todos los tiempos

“Recuerda, recuerda ese 5 de noviembre. Pólvora, traición y complot. Nadie podrá decir que tan espantosa traición en el olvido quedó”.

Sin más preámbulo, V de Vendetta es uno de los íconos del noveno arte, una de las novelas gráficas de Vertigo Comics que ya ha sido publicada en México en dos ocasiones; una de pasta dura y otra en edición económica. Magistralmente escrita por el maestro Alan Moore y soberbiamente ilustrada por David Lloyd, esta gran obra  se ha hecho de culto e incluso se llevó a la pantalla grande en 2005 en una versión que todavía divide opiniones.

El universo de V de Vendetta se desarrolla en un futuro distópico entre 1997 y 1998, ha terminado la III Guerra Mundial, el Reino Unido es un país gobernado con puño de hierro por un régimen neo-fascista de derecha que oprime a la población y controla todos los poderes públicos al eliminar a los disidentes. Sin embargo, no toda esperanza ha muerto y ésta es representada por un personaje tan enigmático como carismático: Un misterioso revolucionario que se hace llamar V, oculto tras la máscara de Guy Fawkes, víctima de los abusos del gobierno y sus contratistas que ahora busca venganza.

Fabuloso héroe de ideas anarquistas, no escatima recursos para desestabilizar el sistema, ha caído en el totalitarismo, la corrupción y la tiranía (les suena familiar). Personaje de amplia cultura la cual utiliza para estudiar a su enemigo y liquidarlo, teniendo que evadir a los agentes de una policía secreta conocida como “El Dedo”. Dada la imposibilidad de dialogar con un Estado totalitario, no queda de otra que usar los medios violentos del terrorismo o al menos eso dicen los medios al servicio del poder.

Evey Hammond, una joven obrera de 16 años que cayó en las garras de la prostitución para sobrevivir, fue rescatada por el misterioso “V” de ser violada y asesinada por los “agentes del orden” del estado. Tomada bajo su “cuidado” (aunque en ocasiones más bien parece un secuestro), mediante la interacción de ambos personajes se nos irá revelando poco a poco el pasado y objetivos del enigmático protagonista de la historia mientras lleva a cabo su cruzada contra el estado totalitario.

La obra tiene influencia de muchas influencias, desde Fahrenheit 451, de Ray Bradbury, el defensor de los pobres Robin Hood, hasta frases sacadas de Shakespeare, Mark Twain o incluso canciones de los Rolling Stones. Pero por encima de todos, destaca 1984, de George Orwell. La idea de una sociedad continuamente vigilada por un estado fascista y opresor, la televisión al servicio del poder, los agentes llamados dedos que vigilan… Pero V de Vendetta tiene un enfoque más positivo que el libro de Orwell, o al menos da más cabida a la esperanza.

Aunque se le conoce como novela gráfica, está formada de 10 números que empezaron a publicarse irregularmente en 1981 en diferentes revistas y que no se vieron recopilados por primera vez hasta 1988 por Vertigo. Fue entonces cuando empezó a tener impacto, la crítica reconoció la grandeza y trascendencia de la obra. “Este cómic habla de lo que se supone que los cómics no hablan”, decían los arrogantes críticos. Desde entonces la obra no ha parado de reeditarse alrededor del mundo.

La máscara de V está basada en la de Guy Fawkes, un personaje histórico británico que el 5 de noviembre de 1605, formó parte de la Conspiración de la Pólvora, intentando volar la Cámara de los Lores por las leyes que salían de allí contra los católicos y en general, contra los que querían pensar distinto. Lo capturaron y no hubo explosión, pero desde entonces persistió en el Reino Unido la costumbre de celebrar la noche de Guy Fawkes cada 5 de noviembre. Como al personaje lo diseñó en verano, Lloyd no tenía a mano la máscara original, porque todavía no la vendían. Así que al dibujarla de cabeza, le salió diferente, con la sonrisa que él pretendía fuera un bigote, ya que para él esa sonrisa significa “no me vas a derrotar”.

De tendencia abiertamente anarquista, fue llevada al cine en 2005 por los hermanos Wachowski, suavizando muchísimo la historia. Eso indignó a Moore, quien tras leer el guión dijo que era “basura” y no quería su nombre asociado con la película. Tampoco fue del agrado de distintas organizaciones anarquistas, que intentaron informar adecuadamente de lo que ellos pretendían al público que acudía a ver la película, a través de mesas redondas y panfletos. Acerca de por qué Moore vendió los derechos de sus obras a Hollywood, si es una industria que desprecia abiertamente, contestó que “nunca pensé que harían películas con ellas”. En eso le falló su sentido de la predicción.

El arte es magistral desde el uso de colores en el entintado hasta el trazo de David Lloyd, son una auténtica obra plástica. Sin más que decir, es una de las mejores novelas gráficas que se han hecho, una obra maestra, llena de frases dignas de una tesis doctoral, que se te quedarán grabadas en el inconsciente, debiera ser de lectura obligatoria en las universidades del mundo.

Esencial en cualquier comicteca que se jacte de serlo, si no la han leído háganlo y si ya la tienen, es buen momento para leerla otra vez.

Roger Muñoz
Roger Muñoz
Roger Muñoz. Sibarita, irónico e irreverente, Comunicólogo de profesión, texto-servidor por accidente. Converso al “Indie” desde el 2009 después de vivir una experiencia místico-digital. Audiofilo de closet. Lector compulsivo de libros; amante del rock, el jazz, el cine, los cómics y la ópera. Otaku retirado y Japonfílico rehabilitado. Su alter-ego “starcat” a veces piensa por él.

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

213,337FansLike
27,800FollowersFollow
11,179FollowersFollow

últimas Noticias

Más vistas

Playlist