Bunbury, llevando la Expectativas a lo más alto

Por: Andre Dulché
Fotos: Selene Ortiz  

Enrique Bunbury regresó a México,  y sí, no importa las veces que sean aquí siempre será bien recibido, ya sea en conciertos o simplemente a presentar un nuevo disco como ha pasado desde Héroes del Silencio hasta el más reciente, Expectativas. Estamos hablando de mínimo 9 discos en solitario y los que faltan.

Con Expectativas el nativo de Zaragoza viene acarreando el buen impulso que dejó Palosanto, un sonido más bluesero por parte de su banda, Los Santos Inocentes. Letras que hacen guiños fuertes a viejos y buenos momentos de Héroes del Silencio y ha regresado ese estilo desenfadado que había puesto en pausa discos anteriores, cuando cambió la guitarra eléctrica por una acústica como juglar de cantina con su tequila en mano.

Una de dos fechas en la Ciudad de México, una de las paradas con mayor cantidad de gente en el país, el cual ha recorrido varias ocasiones y a ahora con una visita a la exposición de Tim Burton incluida.

Bunbury, ataviado con un impecable traje blanco con una X roja en la espalda salió al escenario, el ruido ensordecedor como ha ocurrido desde que tengo memoria y eso incluye conciertos en Teatro Metropólitan, Vive Latino, Pal’ Norte, Foro Sol, Auditorio Nacional y esta vez, el viejo conocido Domo de Cobre, el Palacio de los Deportes.

Faltarían todavía veinte minutos para las nueve de la noche cuando se apagaron las luces y el ibérico saliera a escenario acompañado por toda su banda, sin nada que decir arrancaría con “La Ceremonia de la Confusión”.

Qué maravilla verles las caras de nuevo. Venimos con canciones nuevas y queremos presentarles unas nuevas del álbum y como no, un pequeño viaje. Esperemos que el repertorio de verdad, sea de su agrado’ dijo Bunbury y sonarían otras del nuevo disco Expectativas, “La Actitud Correcta”, “Cuna de Caín” y “Parecemos Tontos”; las cuales demostraron que la gran mayoría ya tiene el disco en su poder ya que no dejaron de cantar, y eso no ocurre muy seguido cuando alguien toca canciones nuevas por primera vez.

Ahora, entre las sorpresas fueron varias canciones de su vida en Héroes del Silencio, siendo la primera “Tesoro” de aquel Espíritu Del Vino de 1993 y donde el saxofón sonaba con gran presencia dando un nuevo estilo más bluesy, algo muy similar a “El Rescate” que tenía ciertos arreglos diferentes a las veces anteriores, más rockeros .

Se quitó el saco y pareciera que las mujeres vieron al mismo dios ya que el grito fue tal que se detuvo para poder agradecer en el micrófono, al primer silencio los riffs de “Despierta” de Palosanto, aquí es donde hubo uno de los pocos problemas con el audio, en especial el teclado que daba sonido a cuenta gotas.

Llegaría la canción con la que se identifica el mismo Bunbury, extraída de El Viaje A Ninguna Parte y que cuenta la historia de una persona que hacía cosas extraordinarias;  “El Hombre Delgado Que No Flaqueará Jamás”. Esta no tuvo un descanso y se ligó de “Hay Muy Poca Gente”, sí, la del video donde es golpeado como boxeador.

Otra de Palosanto, “Más Alto Que Nosotros Solo El Cielo” y tomó el micrófono para decir, ‘vamos a cantar algo de los prehistóricos’ y fue uno de los momentos más álgidos entre los miles presentes, “Héroe de Leyenda”, el que pertenece al sueño del destino de 1988, cuando saliera El Mar No Cesa de los Héroes.

‘Creo este año tienen ustedes elecciones generales, ¿no es así? Van elegir nuevo presidente. Parece que hay una ley que los extranjeros nos pronunciemos en asuntos de política, no diré una sola palabra, mejor canto una canción’.

“En Bandeja de Plata”, una más del nuevo material y donde el Domo de Cobre hizo de las suyas en la sección de metales, rebotando en la parte más fuerte de su participación pero que no importó cuando Bunbury se bajó del escenario a cantarla con la gente, la cual lo jaloneaba como si fuera un tesoro sagrado. Preguntando si sonaba bien en todo el lugar solo dijo, ‘vamos a nadar “Mar Adentro”, seguida por una favorita de la gente en México, “De Todo El Mundo” del disco Las Consecuencias.

El final del primer set con esa canción que alguna vez dijera que cedió por completo a uno de sus ídolos, Raphael y que conociéramos en Senderos de Traición; “Maldito Duende”.

El falso descanso, sabemos nada termina así de golpe y el encore se basó en cinco canciones tanto del disco Pequeño como de Flamingos, recordando los viejos tiempos del cabaret con “Pequeño”, “El Extranjero”, “Infinito” (donde l agente cantaba desgarradoramente), “Sí” con un inicio de show musical de los años 20 y bajo luces azules, “Lady Blue”…así como todo se fue con el huracán, daba fin este concierto…o así parecía cuando dijo ‘no se olviden de nosotros’ pero Bunbury tomó la palabra y pidió prendieran las luces y todos prendieran su celular, sin la gran producción de luces que trajo durante el show cerró cantando “La Constante”.

Así terminó la primera de dos noches en la CDMX, sus fans son de los más fieles y eso quedó ejemplificado en cada una de las canciones, no hubo descanso para las gargantas. Bunbury atascó el Palacio de los Deportes y ha dejado las Expectativas muy altas.

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

213,337FansLike
27,800FollowersFollow
11,175FollowersFollow

últimas Noticias

Más vistas

Playlist