Las llaves de Carlos Tarzán López

En la Avenida Cuitláhuac 2928 (Clavería, Azcapotzalco) se encuentra una cerrajería que desde 1957 abrió sus puertas una verdadera leyenda de la Lucha Libre Mexicana; Carlos Tarzán López, un mito del cual casi no hay huella.

Carlos López Tovar (Zacatecas, 1913-1975), tuvo una vida fructífera fue Campeón Nacional de Aparatos (gimnasia), Campeón Nacional de Lucha Libre Peso Welter, Campeón Mundial de Lucha Libre Peso Medio y Campeón de Vencidas. Inventó la llave “El nudo”, grabó discos con temas del luchador “Chamaco” Castro y fue dueño de una cerrajería 18 años (la cual fue diseñada por él a su medida, para poder seguir haciendo ejercicio).

Su carrera en el pancracio comenzó en la arena Peralvillo-Cozumel (Tepito, CDMX) donde se enfrentó a Enrique González. Será el 31 de octubre 1937 cuando gana el campeonato de peso welter de la República al Dientes Hernández.

Su apodo viene del cómic “Tarzán, El Rey de los monos”, ya que López por su gran fuerza lograba aventar a sus contrincantes por arriba de las cuerdas del cuadrilátero, tal como lo hacía el personaje con los animales. En los anales de la historia de la Lucha Libre Mexicana se acota que arrojó al “Globo Humano” –un luchador francés que pesaba 200 kilos-  fuera del ring, una gran hazaña si consideramos que era un hombre que medía 1.66 metros.

Él protagonizó durante veinticinco años la época dorada del pancracio mexicano enfrentándose a rivales descomunales como el Gori Guerrero, Emilio Charles, Henry Pilusso, Black Shadow, Blue Demon, El “Cavernario” Galindo, La Tonina Jackson o El Santo, entre otros.

Su mayor victoria…

Una de sus grandes proezas la tuvo 2 de abril de 1943 -el día que se inaugura la Arena Coliseo en la calle de República de Perú (Colonia Centro)- cuando le gana al Enmascarado de Plata (El Santo) en dos caídas al hilo el Campeonato Mundial Medio.

Durante nueve años defendió su cetro y como no le podían ganar, El Santo –cuando era rudo- decide unirse al “Cavernario” Galindo, se hacían llamar “La Pareja Satánica”, y retarlo en una lucha de parejas. “Tarzán” y su discípulo Enrique Llanes (algunos les llamaban “Teamwork”) aceptan el reto y en tres caídas en un pancracio lleno de sangre, sudor y lágrimas los rudos perdieron ante las depuradas llaves de los técnicos.

Cabe mencionar que la pareja Llanes-Tarzán fue muy fructífera para ambas partes. Enrique le pidió al Tarzán que le enseñara las llaves de la lucha libre (tan bien aprendió que creó La Cerrajera) y a cambió López le pidió que le enseñará a hacer duplicados de llaves, ya que la familia Llanes era de cerrajeros.

Carlos Tarzán López

Un nuevo oficio: cerrajero

Con un nuevo oficio bajo el  brazo y ante las solicitudes de promotores de la Lucha Libre de ser permisivo con nuevos luchadores (dejarse ganar pues), en 1959 a los 43 años se retiró de la Lucha Libre y sin mirar atrás siguió su vida como maestro de llaves hasta su muerte en 1975.

El Tarzán era impecable tanto en su vida profesional como personal, Blue Demon lo describe de la siguiente manera:

Nunca lo escuche decir una grosería; fue responsable de todos sus actos. Cuando me le enfrenté la primera vez supe que era muy diferente a todos. Con el tiempo comprobé que  no estaba equivocado: fue único. Cuando murió, sentí que la lucha había perdido a su gran maestro; todos le debemos algo a “Tarzán” López.

Carlos Tarzán López

¿Si eres fan de la Lucha Libre cómo no vas a querer hacerte un duplicado de llaves con ellos que son una garantía de protección para estos tiempos? Como dice su slogan: “Tarzán desde 1957 luchando por su seguridad”.

Agradecemos al licenciado Juan Reséndiz, actual dueño del negocio, defensor de su legado y discípulo del “Tarzán” su tiempo, sus fotos y sus anécdotas para la realización de este reportaje.

Carlos Tarzán López

Carlos Tarzán López

Abel Montaño
Abel Montaño
Fan de The Beatles, aprendiz de fotógrafo, seguidor del teatro de las ideas cuya meta no es solo producir sino ser feliz

Te recomendamos

Comments

  1. Hay una cerrajería en la calle de Cedro en la colonia Santa María la Ribera que también era de Tarzan López junto con su hermano Jorge López el cual continuo con el negocio hasta venderla al actual dueño el sr Darío

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

213,337FansLike
27,800FollowersFollow
11,179FollowersFollow

últimas Noticias

Más vistas

Playlist