Como Si Fuera La Primera Vez

De las 15 películas más taquilleras en México en lo que va del 2019, ni una sola es original. Todas son secuelas (Avengers: Endgame), remakes (Aladdin), spin-offs (Hobbs & Shaw) o derivadas de una franquicia enorme (Captain Marvel). De hecho la única película mexicana de la lista es una segunda parte (No Manches Frida 2). Las cosas tampoco cambian en Estados Unidos, cuyo Top 15 tiene solo dos películas originales (Us y Once Upon a Time in Hollywood). Claramente estamos ante una crisis de creatividad en la industria del séptimo arte. Así que, ¿cuál es la respuesta del cine mexicano a este dato? Por supuesto que el remake nacional de una película de Adam Sandler del año 2004. No el remake de una película de Eddie Murphy, no el remake de una película de Ben Stiller. No. De una película de Adam Sandler. 

Como Si Fuera La Primera Vez nos cuenta la historia de Diego (Vadhir Derbez), un biólogo marino que llega a un resort de República Dominicana y cae enamorado de Luci (Ximena Romo), una mujer que debido a un accidente provocado por una iguana gigante (no es broma), sufre de amnesia anterógrada, es decir tiene memoria a corto plazo y olvida todo lo que ocurrió el día anterior, obligándola a que –  con ‘ayuda’ de familiares blancos y adinerados – repita el mismo día una y otra vez. Derbez Jr. es un tipo insistente: tras convivir tan solo unas horas con Luci, está convencido de que ella lo ama, y decide enamorarla todos los días sin importar que ella no recuerde nada a la mañana siguiente.

Si viste la versión de Adam Sandler y Drew Barrymore, esto es lo mismo pero con música de Zoé, actuaciones deplorables, humor ofensivo y por supuesto, iguanas gigantes.

Vadhir Derbez es atroz en este filme. El hombre sobreactúa toda escena, su timing cómico es peor que el de los MascaBrothers, y falla estrepitosamente en intentar convencernos de que no es un niño rico. Las mejores escenas son las que no tienen a Derbez en pantalla, porque en cuanto él aparece, tu mente comienza a pensar que estás viendo una telenovela robada del Canal de las Estrellas.

Del otro lado, Ximena Romo es excelente y fácilmente lo mejor de todo el filme. La joven actriz está comprometida al papel: le da ternura, inocencia y determinación a su personaje, logrando por momentos hacerte creer en lo ridícula que es la trama. Romo claramente está haciendo el mejor de los esfuerzos para que no se hunda la nave. Pero es inútil. No solo es el torpe y poco convincente papel de Derbez, la película tiene a varios personajes irritantes cuyo humor es repetitivo y hasta racista, provocando que siempre exista algo abominable esperando a la vuelta de la esquina para intentar y fracasar miserablemente en hacerte reír.

Y si piensas que filmar en la República Dominicana es oportunidad para disfrutar de hermosa fotografía, piensa de nuevo. La edición es tan mala que parece que se hizo a las prisas y las tomas intentan ser artísticas pero más bien parece fueron filmadas por un ebrio que no sabe exactamente cómo enfocar el lente.

Uno de los puntos claves en el fracaso de este remake es que todos actúan de manera poco creíble y hasta robótica. Salvo por la actuación de Romo, nunca sentí que estaba viendo a seres humanos reales, sino a personajes totalmente ficticios, con los cuales sería imposible tener una conversación normal y por lo tanto, con los cuales es imposible empatizar. Las iguanas gigantes eran más reales que el 90% del elenco. Y hablando estrictamente, el protagonista es más tétrico que tierno: muchas veces, su conducta no me pareció la de un caballero enamorado sino la de un obsesivo stalker, de esos que nunca se recortan la barba y que tienen fotos – con los ojos recortados – de su amada pegadas por toda la casa y cuyo objetivo final parece ser el de secuestrarla y hacer un traje con su piel en una cabaña que afectuosamente llama ‘Cabaña en donde hago el traje con la piel de mi amada’.

Tengo que admitir que estoy impresionado: de alguna manera esta película logra tener chistes racistas, clasistas y homofóbicos, además de ser bastante machista y extremadamente ofensiva a personas que padecen de amnesia. Hay un poco de todo. Y es que, al igual que la trama, el humor viene directamente desde el 2004: la dirección y guión de Mauricio Valle ignora de manera fatídica que la sociedad ha evolucionado y que lo que funcionó hace 15 años no va a funcionar en 2019. 

Como Si Fuera La Primera Vez no es la peor película que verás en 2019 pero definitivamente es la más inútil e innecesaria. Podría decirte que es una película ligeramente tierna para pasar el rato con amigos o seres queridos, pero no lo merece. Como Si Fuera La Primera Vez ni siquiera hizo el intento de innovar, sino que prefirió hacer un descarado copy-paste del material original en vez de atreverse a modernizar aunque sea un poquito la historia y por ello, esta película representa todo lo que está mal en la industria: representa pereza, clasismo, conformismo, nepotismo, consumismo y una lamentable falta de creatividad . Esto no es arte y está muy, pero muy lejos de serlo.

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

209,758FansLike
30,100FollowersFollow
11,205FollowersFollow

lo de hoy

de lo que todos hablan