Skatex 2019: El festival que el ska necesitaba

Texto: Diego Gasca
Fotos: Gustavo Azem Martínez

Contra todo pronóstico, la ola de festivales sigue creciendo en México al punto de cada escena, cada ciudad y hasta cada marca está teniendo su propio festival. Sin embargo el público del ska, el punk, el rock urbano, entre otros, hace años que no tenían un festival que los representara dignamente como lo está haciendo el Ska Tex

Autoproclamado como el mejor festival de ska del país, este evento tuvo su quinta edición en las entrañas del Estado de México, específicamente donde se realiza la Feria del Caballo de Texcoco, el sábado 16 de noviembre.  Con una jornada de más de 10 horas de ska, obviamente hubo un chingo de historias que contar, unas más agradables que otras, pero aquí te resumimos lo más destacado de aquel día: 

¡Precio pa’ la banda! 

Es de aplaudir el hecho de que el Ska Tex ofrezca más de cuatro escenarios de música, además de actividades como stand up y lucha libre, a un precio accesible pa’ la banda como lo son $250 de los devaluados. Y si tomamos en cuenta que a los primeros en llegar les tocó su cerveza y tacos de cortesía, creemos que es toda una ganga ir a este festival. 

El ska une familias 

Cada escenario del Ska Tex tenía lo suyo y su propio público. Pero fue mágico ver a tantos niños y familias reunidas en el escenario familiar del Ska Tex, donde hubo para todos los gustos empezando por Los Destrampados y acabando con el excelso show de Los Patita de Perro, quienes hicieron correr a los peques con rolitas que hablaban de no hacer la tarea o de que los Reyes Magos son más chidos que Santa Claus.

No podemos dejar de lado al Yucatán A Gogo, la banda para chavitos más importante de nuestra escena que se dio el lujo de invitar a Capricornio Man de El Gran Silencio, atascando su escenario y quintando el mal sabor de boca que dejó en algunos papás la actuación del standupero Macario Brujo, que debido al descuido de la organización, subió a hacer su rutina que hablaba de necrofilia, drogas, orgías y demás temas nada familiares. ¡Aguas ahí Ska Tex! 

Un gran escenario con un pésimo audio 

El escenario principal fue una experiencia agridulce. Obvio ahí vimos a bandas emblemas del ska mexicano como La Sonora Skandalera y la cada vez más pinche fuerte Sekta Core, grupo liderado por el bataco Miguel Rizo que nos puso a dar madrazos entre la banda gracias a rolas como “Ser Fuertes”, “La Zona del Terror” y “Delfino”. Mientras que Los Estrambóticos y La Tremenda Korte dieron shows llenos de clásicos dentro del mexska. 

En cuanto al talento latino, primero vimos a los colombianos de Doctor Krapula dejarnos un mensaje social en cuanto a los acontecimientos que pasan en Bolivia, Chile y Colombia por medio de rolas como “Mister Danger” “Exigimos”, “Somos” y “Democracy”. Más mensajes con conciencia se escucharon a la hora de Todos Tus Muertos, donde resaltó la gran química entre Fidel Nadal y Pablito Molina

Pero si hubo algo que tuvo en común cada una de estas participaciones, fue el mal audio. Es increíble que tu escenario principal no tenga la potencia para escucharse a la mitad del lugar. Y con esa referencia, no fue sorpresa para nadie ver a unos Decadentes sin muchas ganas y  más preocupados por el audio que por el show. Por cierto, nunca entendí porque durante su participación, en la pantalla hubo un visual cualquiera con una marca de agua enorme que nada tenía que ver con los argentinos y su música. 

Aún así la raza del Ska Tex disfrutó de “Somos”, “Como Me Voy a Olvidar”, “Los Piratas”, “Vení Raquel”,  “Loco” y demás rolas que ya sabemos forman parte del setlist habitual de los Auténticos. 

¡Aguanten Los Calzones! 

Por su parte, el escenario Texcoco recibió el que sin duda fue el mejor concierto de todo el festival. Los Calzones, y en especial su líder Pingüino, demostraron lo que es tener una verdadera entrega con sus fans. En la primera canción, después de hacer varios saltos, el vocalista se lesionó el tobillo y claramente mostraba una cara de dolor, aún así decidió terminar la rola y seguir su show con su cover a “La Ciudad de la Furia” de Soda Stereo. 

“Ni en camilla me sacan de aquí”, dijo el carismático Pingüino dejando en claro que nada frenaría la gira de Los Calzones en México, ni el dolor que sentía en el pie. En la primera mitad del set, el músico se la pasó cojeando y saltando en un pie hasta que llegó “Recuerdos”, canción donde apareció un miembro del servicio médico para enyesar el pie del lesionado. Esto fue algo que en mi vida había visto y menos si tomamos en cuenta el profesionalismo del argentino. 

Después de rifarse “Te Quita y Te Da”, “Caras y Caretas”, “No Te Calles” y “Mala Vida”, Los Calzones le dijeron al adiós al público de Texcoco con el himno “Levantan las Copas”

En este escenario también destacaron los shows del Skapital Sound y los argentinos de Dancing Mood, que a pesar de verdaderamente representar al ska junto a The Skatalites, recibieron algunas rechiflas y reclamos por algunos inadaptados que quien sabe que querían ver. 

Un detalle para remarcar, es que en ambos escenarios la gente en sillas de ruedas podía estar en el espacio entre el escenario y la valla de seguridad. Un gran detalle que se vio opacado por el exceso de invitados que hubo en esa zona. 

La hermandad presente

Abarcar más géneros que solo el ska, es otros de los aciertos del festival. Y fue el escenario Hermandad donde vimos al Chingadazo de Kung Fu, Pako Eskorbuto y los Decibelios, representando como se debe al punk. Alika y su Nueva Alianza nos dieron nuestra dosis de reggae junto a Los Afro Brothers y al Antidoping

Pero como era de esperarse, el rock urbano se llevó la noche gracias a la poderosa Banda Bostik. Con mentadas de madre al gobierno y hasta mensajes feministas, la banda liderada por el Guadaña dejó en claro que ellos pueden dominar cualquier escenario sin importar si es un festival de rock, de ska o de reggae. “Tlatelolco 68”, “Déjala Ser”, “Viajero”, “Abran Esa Puerta”, “Dios Salve a las Bandas” y muchas rolas más fueron parte de un cierre espectacular que duró casi dos horas. ¡Clásico de la Bostik! 

Mucho ska, poca seguridad 

Y ya para terminar, lo peor de toda esta jornada llena de ska fue el intento de seguridad que puso el Ska Tex. Por ejemplo, el filtro de la entrada era tan malo que muchas personas lograron entrar con caguamas y obvio, un chingo de droga. De hecho y regresando al polémico show de Macario, la seguridad era nula que el standupero prendió un porro en el escenario que le regaló uno de los asistentes… ¿Ya mencioné que era un escenario familiar? 

También ver a policías armados entre la gente y en algunos casos, teniendo broncas con ciertos asistentes, no fue lo mejor de este festival. 

El Ska Tex está lejos de ser el mejor festival de ska de México como ellos se hacen llamar. Aún así, el festival dejó en claro en esta edición que va en buen camino para lograr su objetivo y de paso, cobijar a todas escenas olvidadas por el mainstream y la industria musical.

Pólvora Crew
Pólvora Crew
Si la unión de los gemelos fantásticos se hiciera realidad, esto daría de resultado.

Te recomendamos

Comments

  1. El festival estuvo de poca madre. Pero la seguridad… Pésima. Simplemente terrible.
    El control de accesos estuvo terrible, a mi hermano le quitaron los cigarros (NUEVOS, CERRADOS Y SELLADOS) y un policía federal lo quiso agandallar.
    A mi novia le quitaron una crema bloqueadora y le dejaron las pastillas.
    Y SE LES METIERON KILOS DE MOTA!!!!
    Groseros, prepotentes, no saben manejar eventos masivos. Es el único pero que le pondría.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

213,337FansLike
27,800FollowersFollow
11,176FollowersFollow

últimas Noticias

Más vistas

Playlist