El No Show, la triste realidad del teatro en México

Sin duda hacer arte en México es sumamente complicado. Lo mismo pasa con un concierto, con una película o, por supuesto, con una obra de teatro. ¿Cuáles son las dificultades que deben sortear los actores para llevar a cabo un montaje? Bajo una crítica mordaz El no show explica la tragicomedia del teatro en México.

Esta es una colaboración México-Canadá, que dirige Clarissa Malheiros, con la participación de Vicky Araico, Pamela Almanza, Memo Villegas, Úrsula Pruneda, Tizoc Arroyo, Sara Pinet y Adrián Vázquez presenta una reflexión (¿denuncia?) sobre la forma en como la sociedad minimiza(mos) el arte.

Sin pelos en la lengua esta puesta en escena llena de locuras y sorpresas con distintas variantes con 7 actores que lo dan todo, critica de manera satírica y muy divertida a los medios de comunicación (que bajo sus estereotipos deciden quién si y quien no puede actuar y en qué papel), al gobierno (por su poco apoyo financiero y/o logístico al arte), a la industria privada (que bajo el modelo de Estímulo Fiscal a proyectos de inversión en la producción teatral nacional en lugar de pagar impuestos a Hacienda dan dinero, poco, para hacer obras de teatro).

También se le critica a los espectadores por su poca asistencia al teatro y porque  reclaman el precio de los boletos. Y es cierto. Muchas veces pagamos 2, 3, 4 mil pesos por un show de dos horas. Ni que decir de los locos que van siguiendo a la Selecciona Nacional por el mundo pagando miles de pesos para tener cuatro alegrías. Sin embargo, cuando se presentaba una obra en Microteatro, que costaba 70 pesos con elencos profesionales y comprometidos, se le ponían unos peros interminables al precio del boleto.

Entonces ¿Qué valor le damos al arte en nuestra vida?

Sin duda los actores son el elemento principal de una obra. La escenografía puede ser fantástica, el texto lo pudo haber escrito un ganador del Pulitzer, el vestuario puede tener el sello de  Dior, en fin todo puede ser ideal pero al final de cuentas si los actores no transmiten bien sus papeles nadie les cree y la obra se vuelve un fracaso.

La parte más importante de El no show, es como los actores cuentan sus vivencias llenas de éxitos y fracasos. Las veces que no los contratan porque no son altos, o demasiado altos como Pamela o porque son morenos como Memo, en fin no tienen sus papeles por el talento sino por su físico.

La falta de memoria de los productores y el público hace que los actores trabajen interminablemente. No importa que un día ganes el Ariel al otro día tienes que hacer casting como todos, de hecho si ganan un premio como actor, en el teatro, se te paga igual que a los demás. Cabe destacar que en México los productores no se pagan los ensayos por lo que los actores tiene dos o tres trabajos al mismo tiempo.

El no show se presenta del 28 de noviembre al 12 de enero (25 de diciembre y primero de enero hay función), de jueves a domingo en el Teatro Helénico.

Los precios van desde $70, $200, $300, $500 hasta $700 pesos, sin embargo eso no decide el lugar, es decir, si pagas $70 puedes estar en la fila “b” o bien puedes estar en la fila “P”, eso dependerá de un elemento sorpresa que es parte de la obra.

Abel Montaño
Abel Montaño
Fan de The Beatles, aprendiz de fotógrafo, seguidor del teatro de las ideas cuya meta no es solo producir sino ser feliz

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

213,337FansLike
27,800FollowersFollow
11,176FollowersFollow

últimas Noticias

Más vistas

Playlist