¿Adiós a la WWE Network? – Reporte financiero de WWE en Último Cuarto (Q4) de 2019

Hace una semana, WWE despidió a sus co-presidentes George Barrios y Michelle Wilson, provocando una enorme caída en el valor de sus acciones. La lógica nos indica que esto se hizo en anticipación al reporte financiero del último cuarto de 2019 (Q4 2019) que a continuación analizaremos y en el cual WWE sigue mostrando grandes deficiencias en el sistema Aquí encontrarás los números que la empresa de Vince McMahon declaró en este periodo, así como su análisis y las noticias más importantes derivadas del Conference Call, la llamada con inversionistas.

Aquí puedes leer el Reporte Financiero WWE en Q1.

Aquí puedes leer el Reporte Financiero WWE en Q2.

Aquí puedes leer el Reporte Financiero WWE en Q3.

Y como siempre, estos son los datos y presentaciones oficiales de WWE:

Reporte oficial de WWE.

Reporte de WWE con respecto a Key Performance Indicators.

Términos importantes a tomar en cuenta

Q1 – Primer Cuarto del año

Q2 – Segundo Cuarto del año

Q3 – Tercer Cuarto del año

Q4 – Cuarto Cuarto del año

OIBDA – El Resultado Operativo antes de Amortizaciones es un medida de desempeño financiero utilizada para mantener felices a inversionistas existentes y atraer a nuevos, pues muestra la rentabilidad de las actividades comerciales continuas de la empresa. En teoría son los ingresos brutos de la empresa menos gastos como amortización y depreciación.

Hay tres grandes segmentos que la WWE utiliza para reportar su desempeño financiero:

Media – Producción y monetización de video en todas sus plataformas, es decir en WWE Network, Pay-Per-Views, redes sociales y entretenimiento en video (DVD, Bluray, etc…).

Live Events – Ingresos derivados de shows en vivo de WWE, principalmente venta de boletos, así como paquetes de viaje vendidos por la empresa (normalmente para eventos grandes como WrestleMania).

Productos de consumo (Consumer Products) – La mercancia de WWE como videojuegos, juguetes, playeras, etc… Los ingresos de este segmento consisten principalmente en regalías y pagos de licencias relacionados a productos WWE, así como su venta en shows en vivo o a través de Internet.

Ganancias y OIDBA en WWE Q4 2019

En el último cuarto de 2019, WWE registró ingresos de $322.8 millones de dólares, con ganancias netas de $69.3 millones. El OIBDA se incrementó un 67% (a $107.6 millones).

En total, WWE generó un total de $960.4 millones de dólares en ingresos durante todo 2019, el más alto en la historia de la empresa. Ojo, ingresos son distintos a ganancias (ingresos menos costos de operación, deducciones, etc…). Estos números positivos fueron derivados de los derechos televisivos con Fox Sports.

Acciones

Una hora después de haber finalizado la llamada con inversionistas, el valor de las acciones había caído un 6.6%, aunque llegó a estar en -12%.

wwe-q4-stock

Media (ratings, redes sociales, WWE Network)

WWE comenzó a ser transmitido en Fox Sports (SmackDown) y llegó a un nuevo acuerdo televisivo con USA Network (Raw): como resultado, los ingresos incrementaron de $205.3 millones en Q4 2018 a $264.6 millones en Q4 2019, es decir un 29%. Estas ganancias son derivadas de los derechos televisivos (de $72.2 a $139.3) y patrocinios (de $22.8 a $27.6).

Ingresos derivados de suscripciones a WWE Network disminuyeron aproximadamente un 10% quedando en 1.42 millones y la compañía espera que este número suba 1.47 millones en Q1 2020. Sin embargo, la distribución de contenido podría cambiar drásticamente (sigue leyendo para la explicación).

wwe-q4-analisis-financiero

Otro número negativo es el consumo de video, que sufrió una baja con respecto a Q3 y a Q4 del 2018. El crecimiento en redes sociales se estancó, lo cual habla de la desconexión entre el producto y fanáticos casuales.

Esta área tuvo mucha ayuda de Arabia Saudita. En este cuarto, WWE recibió aproximadamente $50 millones de dólares por parte del regimen árabe, derivados del show Crown Jewel que se llevó a cabo el 31 de Octubre. La empresa siempre esconde este número en la categoría de ‘Otros’.

wwe-q4-analisis-financiero-OTROS

Live Events (asistencia a shows en vivo)

WWE registró otra caída en números de taquilla. Los ingresos cayeron de $34.4 millones a $27.4 millones. Venta de boletos en Norteamérica declinaron en $1.9 millones a pesar de que el promedio de precios con respecto al año pasado sigue siendo el mismo. Por el contrario, ventas de boletos en el resto del mundo incrementaron de $6.5 a $7 millones debido a una alza en el promedio de precios en los boletos.

Y si comparamos años completos, WWE también tuvo números negativos. Los ingresos totales de WWE en el departamento de ‘live events’ fue de $144.2 millones en 2018, pero en 2019 este número bajó a $125.6 millones.

Productos de consumo

Ingresos disminuyeron de $32.8 en 2018 a $30.8 en Q4 2019 principalmente por las pobres ventas de videojuegos, en específico WWE 2K20 que estuvo plagado de problemas y fue aplastado por malas críticas.

Productos de consumo se divide en licencias, eCommerce y venta de mercancía (en live events). En todos se registraron bajas. Esto se extiende al año entero: los números de WWE disminuyeron en todo aspecto de 2019 a 2018, siendo la más notoria la de mercancía: de $102.6 millones a $91.7 millones.

El mejor y más importante analista de datos financieros en el mundo de WWE, Brandon Thurston de Wrestlenomics tiene una excelente gráfica en donde combina números de asistencia, búsquedas en Google, ingresos por venta de mercancía, PPV’s  y mucho más, para obtener un índice de popularidad.

El Conference Call para WWE Q3 2019

El Conference Call es la llamada con inversionistas en las que WWE explica sus números y responde a preguntas sobre los puntos tocados en la presentación. Lo más importante de la llamada fue todo lo relacionado a WWE Network.

Vince habló sobre ‘la evaluación y ejecución  de alternativas estratégicas para el servicio de consumo directo que francamente podrían ser ejecutadas el próximo cuarto’; esto quiere decir que habrá un cambio importante relacionado con WWE Network en los próximos meses. Esto más tarde fue reforzado por Frank Riddick, quien específicó que estas estrategias tienen que ver con ‘contenido premium’ como Takeovers y PPV’s del roster principal.

Un inversionista pregunto si la WWE Network ‘es un negocio que podría vender’ y Vince respondió: “Tenemos muchas opciones… continuamos con nuestros niveles gratis y de paga. Ahora es el mejor momento para vender nuestros derechos. Todos los ‘grandes’ están buscando nuestro contenido”. 

Más tarde, Vince dijo que la “WWE Network” no es algo que deba tener y al ser cuestionado sobre la colección de archivos, respondió “Cuando estás jugando con los más importantes jugadores del OTT (plataformas de distribución en línea), todo depende de la negociación. Si podemos quedarnos con la WWE Network, absolutamente lo haríamos”. Posteriormente, Vince confirmó que solo contenido premium estaría disponible a otros ‘jugadores’.

¿Qué quiere decir todo esto? Mi interpretación es que Vince quiere deshacerse de WWE Network, tal vez no completamente, pero por lo menos está intentando buscar otra plataforma para distribuir contenido premium (PPV’s, Takeovers). Esto tiene todo el sentido del mundo si recordamos los despidos de George Barrios y Michelle Wilson; Vince aclaró que estos despidos fueron derivados de diferencias creativas en cuanto a ‘ejecución,  enfoque y reasignación de recursos’. Es bien sabido que Barrios y Wilson fueron los máximos impulsores de la WWE Network y tiene mucha lógica pensar que el despido haya sido derivado de que Vince quiere venderla o cambiar el modelo (como dejó saber durante la llamada).

Mi intuición me dice que WWE está buscando cambiar su modelo a algo parecido al de UFC: pagas una suscripción mensual para obtener acceso al archivo histórico, pero debes pagar un extra para ver los eventos importantes en vivo (PPV’s). Esta transición puede ser complicada debido a que WWE ya mentalizó a sus seguidores a pagar $10 dólares por todos sus shows y si cambias el modelo, además de esos $10 (que ahora serían solo la suscripción al servicio) estarías exigiendo otro pago por eventos que anteriormente ya estaban incluídos en el paquete. Claro, todas estas son conjeturas derivadas de analizar la llamada con inversionistas.

Otro factor que influye en todo esto es que ESPN+ reportó enormes ganancias con un modelo similar al que acabo de describir (claro, esto tiene que ver con el lanzamiento de Disney+). En este caso, no me sorprendería que WWE busque a una de las nuevas opciones de streaming para distribuir su contenido premium, y la elección más lógica sería ‘Peacock’, la plataforma de NBC que será lanzada en junio de 2020. ¿Por qué? Porque WWE tiene una buena relación con Comcast, que es NBC. Aquí puedes aprender más sobre Peacock.

Otras cosas que se sucedieron en la llamada:

  • Vince subrayó el hecho de que XFL es una entidad completamente separada a WWE. Las finanzas de XFL no impactan a WWE de ninguna manera.
  • Vince McMahon destacó iniciativas para distribuir contenido en el Medio Oriente e India para mejorar su desempeño financiero en 2020. 
  • Frank Riddick (CFO de WWE) mencionó que los nuevos sistemas de streaming (Disney+, ESPN+) han interrumpido su crecimiento. 
  • Sobre All Elite Wrestling, Vince dijo lo siguiente: “AEW no ha cambiado nuestro contenido. No ha cambiado nuestro punto de vista en cuanto a lo que presentamos porque no necesitamos contenido atrevido. NXT está compitiendo con AEW los miércoles por la noche y le está yendo muy bien, y tenemos confianza en que continuarán con el éxito.”
  • Varios inversionistas sonaban nerviosos y escépticos con respecto al rumbo del a compañía.
  • Un inversionista preguntó sobre el futuro de VInce en la empresa y éste respondió que “tiene hombros anchos y puede encargarse de todo”.

Conclusión

Básicamente, WWE tuvo un periodo récord de ingresos gracias al dinero recibido de Arabia Saudita y Fox pero toda métrica relacionada con la satisfacción del fanático – desde videojuegos hasta venta de mercancía – sufrió otra dura caída. La empresa tuvo los peores números de asistencia a shows en vivo desde más de una década, los ratings siguen sin mejorar y ni siquiera hubo crecimiento en redes sociales. 

Todo esto ya lo sabíamos y lo que realmente llamó la atención durante el reporte financiero de Q4 2019 fue la posible modificación en cuanto a la distribución del contenido OTT (en línea). En resumen, todo indica que Barrios y Wilson, quienes siempre empujaron la WWE Network como herramienta financiera, fueron despedidos porque Vince quiere deshacerse de este sistema de streaming. Es probable que el archivo (pasados eventos) de la WWE Network continúe existiendo pero los grandes eventos (WrestleMania, Royal Rumble, Takeover) van a ser distribuidos a otro costo y de otra manera, tal vez a través de una plataforma de streaming como Peacock.

En cuanto a distribución internacional, todavía hay mucha confusión. Supongo que Peacock no estará disponible fuera de Estados Unidos (por lo menos en sus primeros meses), por lo que muchos fanáticos internacionales se quedarían sin poder ver los shows importantes, a menos de que existan otros acuerdos de distribución que señalen lo contrario. 

Si WWE efectivamente planea cobrar extra por sus shows en vivo, me parece que van a tener una lucha complicada. El producto ha decaído y todas las métricas indican que solo fanáticos hardcore siguen apoyando, por lo que será complicado que un espectador casual quiera invertir dinero extra en poder ver shows pequeños. No dudo en que eventos como WrestleMania y Royal Rumble se vendan bien bajo ese modelo, pero dudo seriamente que alguien quiera invertir $30 dólares en Fastlane o Clash of Champions. Aunque el futuro es dudoso, todo indica que muchas preguntas serán respondidas durante los próximos meses.

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

213,337FansLike
27,145FollowersFollow
11,210FollowersFollow

últimas Noticias

Más vistas

Playlist