Hasta siempre: el legado musical de Los Victorios

Algunos miembros de Los Victorios hicieron pública su decisión de separarse diez años después de su creación por problemas internos que no fueron especificados en las diferentes publicaciones de Facebook donde se dio a conocer la noticia.

Sea cual haya sido la razón de su retiro, la banda encabezada por Héctor Carrillo deja para la posteridad un legado de ska importantísimo para la escena mexicana del género.

Es hora de darle un repaso a los únicos dos discos que nos dejaron.

LosVictorios
El legado musical de Los Victorios.

El legado musical de Los Victorios

La banda se creó en 2011 tras la separación de Salón Victoria, una de las pioneras y más importantes bandas de ska fussion en México. Chino (voz), Timo Pacheco (guitarra), Saúl (teclados) y Héctor (bajista) decidieron crear una nueva banda para no quedar en el olvido musical.

Con el paso del tiempo demostraron que todavía tenían muchísima creatividad para derrochar.

La primera alineación ya no contaba con Héctor en el bajo. En su lugar entró Rodrigo Alcalá. Los Victorios completaron su orquesta con Paxpi Montesinos en la trompeta, Juanma Medina en el sax tenor e Itzi Ruvalcaba en el sax alto.

Uno, comienza la nueva aventura

Su primer disco, titulado simplemente UNO, fue lanzado al mercado en 2012, producido por los mismísimos Carrillo y Pacheco. El álbum es una constante persecusión de sonidos en búsqueda de una identidad propia.

Este trabajo nos muestra el empeño que pusieron por ofrecerle a su público algo completamente nuevo. El reto fue difícil, pues traían sobre los hombros el peso de In Salonia, el último y mejor disco de Salón Victoria, a mi parecer.

Es por eso que en UNO tenemos un montón de reggae, de two tone, de swing, de jazz y algo de rocksteady. Canciones como ‘La reina y el paria’, ‘Perla de bar’ o ‘Temas profundos’ reforzaron su trabajo de más de 15 años en la escena skata; por otro lado ‘Fiesta en el Ghetto’, ‘La Guillotina’, ‘Martes 13’, ‘El Vino’ o ‘El Toro y el Torero’ demostraban su inquietud por géneros nunca antes explorados. Un chapuzón a las raíces.

Te dejo el disco por acá…

Dos, la segunda ronda de grandes éxitos

Si siguiente disco fue titulado, claro, DOS (2014). Aquí escuchamos una banda tremendamente acoplada musical y hasta espiritualmente, si me permiten escribirlo de esa forma.

La banda decidió rescatar el sonido más romántico y de baladas que mostraron en sus primeros años como Salón Victoria, pero también hay cosas nuevas y sorprendentes.

Lo primero que salta al oído en cuanto pones el disco es una pieza de hip hop. La Banda Bastón colaboró con los skatos en la pieza ‘No te olvidé’, donde también canta Timo Pacheco. Otras bandas como El Gran Silencio o Panteón Rococó ya habían explorado esa fórmula y la verdad es que funciona bastante bien. No sé por qué jamás se ha hecho todo un movimiento al rededor de la mezcla entre estos géneros.

Importantísimo, por cierto, es que Chino haya cedido el control total de las voces a Timo en una que otra rola. ‘Impermeable’ también cuenta con la voz del guitarro como protagonista. Lo hace bastante chingón, pues también había estado practicando como solista. Acciones tan sencillas como esta nos habla de lo unidos que eran sus integrantes y la gran camaradería entre ellos.

Finalmente, rescato en el legado musical de Los Victorios su regreso a los temas políticos. ‘El Twist de París’ y ‘Jamón, vino y rebelión’ son dos temas que ocultan entre líneas su lado más contestatario.

Mientras la primera habla de la brutalidad policial en México y alrededor del mundo tras los diferentes movimientos sociales que se gestaron por una u otra razón; la segunda nos cuenta la historia de un hombre que, cansado de ceder a la rutina y a la comodidad, decide salir de la zona de confort al grito de “A mi me gusta jugar con el destino”.

Estos temas eran una constante en su etapa de Salón Victoria, se extrañaban. Son verdaderamente inspiradores.

Acá te dejo el disco…

5 con sabor a 20, un CD + DVD en vivo

Cuando llegaron a su primer lustro como banda decidieron celebrarlo con un magno concierto en el Pepsi Center de la Ciudad de México. Además, coincidió que también se cumplieron 20 años desde la fundación de Salón Victoria, donde inició su aventura musical profesional.

La historia que acabo de contarles fue plasmada en un disco/DVD en vivo grabado desde el WTC. Incluso el álbum lleva en su nombre los dos aniversarios. 5 años con sabor a 20 (2018) contiene las 10 canciones de Salón Victoria que se tocaron ese día, pero el setlist fue conformado por 37 rolas. Al disco también anexaron una de Los Victorios, ‘Martes 13’.

Sea cual sea la razón tras el final de la historia, se agradeceremos por siempre a Los Victorios el legado musical que nos dejaron. Podrán morir Los Victorios, pero su mensaje lo llevaremos siempre en el corazón.

Larga vida.

El legado musical de Los Victorios
El legado musical de Los Victorios
Gustavo Azem
No tan guapo como Brad Pitt, ni tan simpático como Chespirito.

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

213,337FansLike
27,145FollowersFollow
11,215FollowersFollow

últimas Noticias

Más vistas

Playlist