Wallflower, el regreso de Goldfinger a los mejores tiempos del ska punk

Goldfinger está de vuelta con una de las mejores canciones de cuarentena que nos ha entregado un género que, para ser sinceros, va en picada y se sostiene gracias a las grandes leyendas en pie de lucha o productividad, negados a dejarse morir hasta encontrar sucesores dignos.

Bueno, tal vez exageró un poquito. La onda es que los oriundos de L.A., en California, Estados Unidos, nos dieron un cachetadón en la cara con su más reciente sencillo titulado “Wallflower”, supuestamente basada en la película The Perks Of Being A Wallflower y dedicada a la esposa del vocalista, líder y guitarrista de apellido Feldmann.

Si algo es cierto, es que la banda se quedó un poco atorada en el mensaje dentro de sus canciones, pues de nueva cuenta nos entregan una historia de amor adolescente, un conflicto del corazón, la cara del dolor, de ruego y de conflictos. Ya sus fans tenemos casi 30 o más… vamos a ponernos serios.

Pero instrumentalmente tienen lo mejor de sus mejores épocas. Mucho punk, tres guitarras que conviven a la perfección, super distorsionadas, baterías de macanazo, tremendo protagonista el bajo y, desde luego, una sección de vientos a la altura y una demostración vocal al puro estilo de John Feldmann.

Además, es pegajosa, se te pega fácilmente, como para traerla en la menta los próximos 5 o 10 días y meterla a tu playlist con lo mejor de 2020 para escucharla siempre que andes de humor para volverte un poco loco.

Así se toca el ska punk, la verdad.

Esta canción es, por ahora, el único sencillo revelado del próximo disco de Goldfinger a estrenarse tentativamente para finales de año con el sello independiente Big Noise (de Feldmann), y marca el regreso, además, del guitarrista Charlie Paulson al conjunto.

Aunque no han publicado muchos detalles de la producción que traen bajo el brazo, son una de las bandas que más activas han estado en las redes sociales a raíz de la pandemia por coronavirus en todo el mundo.

A través de versiones en vivo tituladas “Quarantine Video” hicieron versiones de sus más grandes éxitos, pero desde la comodidad de su casa, de su estudio, de su cocina, de su garage, de su cuarto y un enorme etcétera.

La mezcla es tremendamente chida, uno de los mejores audios en sesión, apoyados en la producción por el mismísimo Feldmann, amo y señor de las consolas. Conocer el proceso de ensayo de una banda los vuelve un poquito más cercanos a su raza, además de mantenerlos vigentes y reforzar su alta posición en el género.

Goldfinger se ha convertido en una de las bandas de las que esperamos un chingo en la época post pandemia (porque deseamos que acabe pronto).

Gustavo Azem
Gustavo Azem
No tan guapo como Brad Pitt, ni tan simpático como Chespirito.

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

209,758FansLike
30,100FollowersFollow
11,205FollowersFollow

lo de hoy

de lo que todos hablan