U2 regresa a sus raíces ochenteras

Los irlandeses y su nuevo sonido