Reviviendo 20 años con Monocordio desde el Teatro de la Ciudad

Nos lanzamos al show de Monocordio al Teatro de la Ciudad para recordar buenos momentos junto a Fernando Rivera Calderón, donde se cantó, se lloró y se festejó en grande.

Dicen que todo empezó con una gran explosión… o en el caso de Monocordio, la aventura inicio cuando su líder Fernando Rivera Calderón era periodista y se fue con la caravana del EZLN, al llegar a su casa quiso sorprender a su pareja dándole un susto y él que se llevó la sorpresa fue él, al enterarse que sería padre. Ahí empezó a crear canciones para que su hijo tuviera de legado, pero el tiempo pasó y todo transformó.

Monocordio / Foto: Andre Dulché
Monocordio y Juan Pablo Villa / Foto: Andre Dulché

La carrera de Monocordio viene unida a diferentes momentos, sus inicios apoyado fuertemente por Discos Antidoto y Fonarte; luego varias presentaciones memorables como el Vive Latino en una especie de Sargento Pimienta; varias en lugares como El Péndulo mucho antes de tener un escenario decente, esto en la zona de cafetería entre mesas y alcoholes. Otra presentación de esas para recordar, una en el Teatro de la Ciudad cuando Monocordio era una especie de caravana gitana y empezaron el show en la calle para ir ingresando al también, Esperanza Iris.

El eje de la banda es Fernando Rivera Calderón, periodista y músico, y tal vez ahí lleve una cruz, ya que no falta la gente que tacha este proyecto junto a otros como La Barranca o San Pascualito Rey como rock intelectual, si es que eso pudiera existir. Lo que sí es cierto es que su composición no raya en repetir una palabra 30 veces para complacer al escucha y tener el hit de moda, sus canciones están hechas para perdurar en el tiempo. Si festejar 20 años no es una prueba, estamos todos locos.

Monocordio / Foto: Andre Dulché

A lo largo de la historia de Monocordio se ha hecho acompañar por diferentes músicos, depende la etapa, pero con cada una las canciones se han ido transformando en su formato directo, pueden ser suaves o potentes, de fiesta o tremendamente tristes. En este caso trae unos compañeros musicales muy diversos, jóvenes con un gran talento en cada uno de sus instrumentos, incluido su hijo mayor, Fernando en la guitarra. Curiosamente, no hay ningún miembro que haya repetido más de un disco, salvo el también creador del extinto Palomazo Informativo.

Después de una larga pandemia, pero con el apoyo del Gobierno de la CDMX, se aventó a hacer este show; con suficiente tiempo de antelación se programó para que la gente se animara, logrando el 75% de aforo, lo cual es magnífico (sin la vacunación, difícilmente esto hubiera sido posible). En un inicio estaba pensado solo para el 35% de ocupación de butacas, a lo que Fernando bromea diciendo que es el total de gente que lo veía en vivo antes de la pandemia.

Monocordio / Foto: Andre Dulché

Recordando ese momento narrado en el mismo inmueble, pero hace muchos años, ahora Rivera abrió el espectáculo desde un balcón, la serenata invertida con “Cada Vez”. De ahí veríamos una evolución del cantante y compositor en su performance, también el desgaste de los años y la falta de ritmo tras dos años fuera.

Su banda es joven y él se contagia, Fernando es un director de orquesta y sus músicos acatan y de vez en cuando improvisan para mostrar sus dotes, en especial Baldomero Jiménez en el piano y el monstruo que trae de baterista, el cual recuerda mucho a Tranquilino de Yokozuna.

Monocordio / Foto: Andre Dulché

Instantes donde Monocordio se convertía en una big band gracias a los metales, luego se pasaba de golpe a una introspección, melancolía y dolor marca llorarás en formato acústico o de cuerdas (mención especial en “A Veces” donde se desgarró el alma entre la gente), un mariachi oscuro junto a Ernesto Anaya para un tema nuevo llamado “Floreciendo” y pequeño son jarocho a cargo de Anaya y un arreglo de obra musical de Broadway en “Dos Extraños”.

Hablando de invitados, hubo dos más en la fiesta: Su ‘hermano inseparable’ Juan Pablo Villa que sabiendo su poder vocal se armó un mantra desquiciado en “El Fin Del Mundo” y apoyo en el ahora tema jazzero “Un Día De Esos” y El David Aguilar, quien estuvo en “Triste Pero Feliz”, pero aquí se notó a un Aguilar nervioso y sin haber hecho del todo bien su tarea.

Monocordio / Foto por André Dulché
Monocordio / Foto: Andre Dulché

No podemos pasar por alto que cuando quiere rockear lo sabe hacer de gran forma, así que “Escalera” o “Tú” dieron rienda suelta a las gargantas del público, el cual estaba muy bien portado en su butaca, disfrutando cada momento en esta nueva normalidad, la cual nos obligaba a usar cubrebocas.

Monocordio principalmente le canta al amor, al bueno y al malo, y algo que mencionó es cierto: ‘No podemos llorar más porque ya nada puede ser peor, caminemos juntos hasta el fin’. Así que el futuro se ve prometedor ya que tendrá nuevo disco pronto y si te quedaste con ganas de vivir este show, tranquilo, que fue grabado para Canal 22 y se trasmitirá próximamente.

Monocordio / Foto por André Dulché
Monocordio / Foto: Andre Dulché
Monocordio / Foto por André Dulché
Monocordio / Foto: Andre Dulché
Monocordio / Foto por André Dulché
Monocordio y El David Aguilar / Foto: Andre Dulché
Monocordio / Foto por André Dulché
Monocordio / Foto: Andre Dulché
Monocordio / Foto por André Dulché
Monocordio / Foto: Andre Dulché
Andre Dulche
Andre Dulche
Editor de Pólvora, periodista musical y fotógrafo desde hace más de 10 años. Licenciado en comunicación social con la tesis El Rock Como Movimiento Social en la UdeC. Fan de los deportes, cómics, la ciencia ficción y películas de acción basura de los años 80-90.

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

213,337FansLike
27,800FollowersFollow
11,175FollowersFollow

últimas Noticias

Más vistas

Playlist