Conecte con nosotros

Pólvora Live

La Femme en el Pabellón Oeste: la mejor fiesta musical en lo que va del año

La Femme son los dioses absolutos de la fiesta y la bailadera, elegantes en ejecución y presencia la banda conquisto por completo la CDMX.

Mitvalk

Publicado

el

La femme en el escenario del pabellón oriente

La Femme es una de esas bandas que tuve la oportunidad de conocer debido al ¡Boom! De las plataformas digitales, allá por el año 2014, jamás imaginé que asistir a uno de sus conciertos sería una de las experiencias más placenteras que he vivido con alguna banda en vivo.

Y es que como les platicaba antes, se sabe que La Femme se presta para mucha versatilidad en su sonido, mucho surf, mucho indie, mucho sonido tropical y un sinfín de sonidos experimentales que llevan a uno al éxtasis total.

La llegada a la cita francesa

En definitiva, es la primera vez que el camino hacía el rumbo del Palacio de los Deportes, lo veo tan vacío, sin gente, sin caos vial, sin puestitos en la calle previa a la famosa taquilla de la Puerta 7 y tristemente sin un puesto de tamales a la vista.

La gente sin hacer fila entraban al recinto por la Puerta 6 del Palacio, mientras unos 7 puestitos de merca hechizona se presentaban humildes y cubiertos, ya que la lluvia previa había puesto fresco el clima previo a la tocada de La Femme.

Entrando ya al lugar y en comparación a mi anterior experiencia en ese ecinto con Motorama, la cantidad de gente era considerablemente menos que cuando los rusos tocaron. Lo que afortunadamente permitía llegar a primeras filas sin mucho problema.

Sin embargo, ya cuando La Femme estaba en el escenario, la gente se reprodujo ahí mismo, si bien no se llenó el lugar, sí podría considerarse que había buen número de asistentes.

Sam Quealy cantando
Sam Quealy fué la encargada de abrir el show en la gira latinoamericana de La Femme || Foto: Pablo Deyta / Ocesa

Para el acto de teloneo Sam Quealy se encargó de calentar los motores, entregando cuerpo y esfuerzo por completo en su performance, ¡vaya aguante físico! Brinco tras brinco, cantando las rolas y haciendo un buen de show corporal.

Así fue como la gente ya calientita despidió con buenos aplausos a Sam, para dar lugar a la gente del staff para acomodar las cosas de los franceses y así poder dar paso a una de las fiestas más divertidas a las que he asistido en mi vida.

La Femme son los conquistadores absolutos de la fiesta

Ya por ahí pasaditas de las 9 de la noche, los franceses entraron para recetarse ‘Fugue Italienne’, ellos todos elegantes con trajes blancos y solapas negras, montados en una línea frontal de teclados, mientras el batería atrás acompañaba perfecto una visión muy estética del acomodo de la banda.

Marlon Magnée
Marlon Magnée estuvo muy comprometido con el público, en más de una ocasión se bajo con sus fans a cotorrear || Foto: Pablo Deyta / Ocesa

No llevábamos ni dos canciones cuando Marlon ya se estaba bajando del escenario para cantar con el público, todo esto mientras la gente de arriba se entregaba al baile en su propio espacio personal con unos ritmos que eran absolutamente hipnóticos.

clemence quelennec
Clémence Quélennec demostrando la maestría en el teclado y en el ritmo de sus pasos || Foto: Pablo Deyta / Ocesa

“Gracias a ustedes, es el aniversario del Psycho Tropical Berlin, ¿están listos?”, decía Marlon a la razita mexicana, posterior a eso los teclados (protagonistas también de la noche) sonaron altísimo y se empezaron a ejecutar ‘Packshot’.

Los calores llegaron y fue así como gradualmente se fueron quitando los sacos de su traje para entregarse completamente al espíritu de la fiesta que ya estaba poseyendo todo el lugar, no había ni un alma que no bailara esa noche, salvo mis carnales de seguridad que, pues no pueden ‘vedá’.

La fiesta continuó con rolas cómo ‘Oú va le Monde’, ‘Sacatela’, ‘Mycose’ y ‘Telégraphe’ dándonos un paseo por toda la discografía y atendiendo a toda clase y tipo de fans, desde los de antaño hasta los más recientes que los conocen por el “Teatro Lúcido”

Un sentimiento de vacío después del concierto

Y es que fue tanto el éxtasis, que al momento de salir del recinto, además de quedar sordo (por quererlo estar), el sentimiento de haber visto y oído algo tan especial se arraigó para darle paso a ese sentimiento de “necesito volver a verlos”, y es que de verdad, la energía que maneja La Femme es de otro plano.

He dicho en muchas ocasiones que las bandas se entregan a su público, pero La Femme genuinamente entrego alma y corazón a su gente en México.

Me quedo con el sentimiento de haber visto y escuchado algo que ni en pedo se escucha igual en sus versiones de estudio, ya que se superaron y por mucho.

Marlon tocado el teclado
Nada se salvó de estar quieto esa noche, hasta los teclados se lucieron en manos de Marlon || Foto: Pablo Deyta / Ocesa

Así fue como La Femme inauguró su gira latinoamericana, les deseamos todo el éxito del mundo, y si es que nos andas leyendo de otro país y La Femme va a visitar tu ciudad, no dudes ni un segundo en comprar boletos para ver a esta gran banda, de verdad que te vas a arrepentir mucho si te laten y no vas a verlos en vivo.

Master de la fina grosería, amante empedernido del videojuego y secuaz de todo lo bello que se haga en fotografía. Que vivan los 2000, la música y el juguito de naranja.

Haga clic para comentar

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *