Malevolent Creation y su visita express al Circo Volador

Malevolent Creation es una banda que forjó su legado en la década de los años 90 a base de un buen death metal. Su primera visita a México se dio en 1991 en la Arena López Mateos recinto a donde regresaron muchos años después.

Aunque la agrupación cuenta con algunos buenos discos manteniéndose fieles a su estilo, a lo largo de su carrera su base de fans en México y en otros países ha ido a la baja, por lo que muchos promotores no voltean a verlos.

En esta ocasión, Malevolent Creation regresó con una nueva alineación al Circo Volador como parte de la gira de promoción de su disco The 13th Beast.

Foto: Germán García

La cita fue el pasado 8 de febrero en el lobby del Circo Volador, el cual no lucía con mucha gente. En redes sociales se anunciaba que el inicio de este concierto estaba pactado para las 20:00 horas, pero hubo un retraso de alrededor de 30 minutos, ya que algunos fans aun no hacían su llegada al recinto. Al interior y previo al inicio del concierto, varios asistentes se pudieron acercar a los músicos para pedir un autógrafo o fotografía, ya que varios de ellos caminaban tranquilamente al interior del recinto.

Con algunas decenas más de fans, el concierto dio inicio con “Infernal Desire”, el audio no presentaba fallas, pero si había un problema en la ecualización ya que el recinto no estaba lleno y el alto volumen de la banda hacía al lobby del Circo Volador un excelente competidor de audio del Palacio de los Deportes.

Este bloque inicial también contó con canciones como “Blood of the Fallen” y “Living In Fear”.

Foto: Germán García

Josh Gibbs se dirigió a los asistentes y les agradeció el estar ahí esa noche remarcando que sabía que el precio del boleto de esta noche no era tan barato.

Más adelante, Lee Wollenschlaeger dijo que harían un par de temas del disco nuevo, el primero fue “Release The Soul” y después llegó “Madatory Butchery” en donde Josh animó al público a iniciar el circle pit, y los asistentes respondieron al llamado.

El concierto continuó con canciones como “Slaughter House” y “Alliance of War”.

El momento especial y lleno de nostalgia de la noche vino ya casi en la recta final, en donde se aprovechó para recordar al fallecido exvocalista Brett Hoffmann quién cumpliría años ese día: 8 de febrero. La banda bebió de una botella de Jack Daniels y en memoria del fallecido interpretaron “Blood Brothers”.

Foto: Germán García

Los músicos salieron del escenario por unos segundos, pero regresaron a la para que el sonido local reproducía la introducción del clásico “Eve of the Apocalypse”.

De nuevo hubo una breve pausa y nada más fue para que los músicos recargaran energía para el cerrojazo final que vino con otro clásico de su disco Retibution, esta fue “Coronation of Our Domain”.

El show solo fue de alrededor de 60 minutos, por lo que terminó muy temprano, nadie quería retirarse esperando que hubiera más, pero no fue así, ya que de inmediato se inició el desmontaje de la lona y demás equipo de la banda.

Foto: Germán García

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

213,337FansLike
27,800FollowersFollow
11,177FollowersFollow

últimas Noticias

Más vistas

Playlist