El regreso del Príncipe en Nueva York y Eddie Murphy

Una secuela divertida, entretenida, con dosis de corrección e incorrección política.

Películas que nadie pidió pero que de todas maneras se realizaron presenta: Un Principe en Nueva York 2, la continuación de la cinta titulada exactamente igual (sin el 2, obvio), estrenada en 1988 con las actuaciones de Eddie Murphy y la sensación televisiva del momento, Arsenio Hall. Aunque esta ocasión es una producción original de Amazon.

Seguramente has visto la primera parte en alguna tarde de domingo en el canal 5, más cuando eras chavito y la pasaban casi dos veces por mes junto a El Profesor Chiflado y Un Detective Suelto en Hollywood. Ahora, 33 años después sabremos qué es lo que sucedió con el príncipe de Zamunda, y si, regresa todo el elenco original de la primera cinta con algunos nuevos personajes. Originalmente la película iba a salir el año pasado pero #Covid19.

¿Zamunda? Sí, como un Wakanda pero al sur de África, con riquezas inigualables, una familia real con leyes y actitudes arcaicas como que sólo un hombre puede tomar el trono, y que proyecta al mundo un rostro de civilización media y economía promedio para el llamado continente negro. Aunque en la primera entrega no vimos mucho acerca del país, en esta secuela sí se observan ciertas cosillas.

En esta secuela veremos los problemas del ahora Rey Akeem, interpretado por Murphy, para sobrellevar la labor de gobernar a su país, el conflicto con su enemigo el General Izzi (Wesley Snipes en un papel súper cómico que hasta da alegría de solo verlo) y los contratiempos con su familia, en especial con sus tres hijas.

Rey y Reina de Zamunda - Principe en Nueva York 2

Vámonos de lleno con Un Príncipe en Nueva York 2 o Coming 2 America, título original. Al principio podrías pensar que verás a Eddie Murphy interpretando a 30 personajes al mismo tiempo, cosa que se había vuelto muy común en sus películas y que pronto cansó a los espectadores. Sin embargo, su participación, que sí es constante, limita mucho esas intervenciones de él caracterizado, dándonos lo justo para provocar risas.

Arsenio Hall por su parte, tiene una intervención aún más pequeña que el filme anterior, pero eso sí, cada que sale en pantalla se aprecia su característico humor políticamente incorrecto y subversivo. Hablando de la incorrección política, la cinta tiene un manejo bastante atractivo de este tipo de humor, con chistes que se burlan de actitudes que en pleno siglo XXI aún persisten, pese a que se han tratado de erradicar.

Como contrapeso a ese burdo humor, como algunos podrían calificar, tenemos a la hija del Rey Akeem luchando por ser tomada en cuenta y demostrar que las mujeres son capaces de gobernar un país, además de una joven estilista que sufre las leyes de Zamunda en que las mujeres no pueden ser dueñas de algo. Con esto ya debes saber por dónde irá la trama.

El filme es simplemente para entretener y pasar una tarde en tu sillón comiendo palomitas, ya sea solo o en compañía, pues el fin del mismo es sacarte unas risas y tal vez hacerte pensar que en pleno 2021 las mujeres aún tengan que demostrar que pueden hacer exactamente lo mismo que los hombres pero que siguen siendo denigradas por el género. Sí, hay empoderamiento femenino pero orgánico, puesto que la princesa más cercana al trono ahora debe chutarse que su hermano bastardo apareció en la familia.

La inclusión de los nuevos personajes, jóvenes en su mayoría le dan frescura a la historia y a la cinta en sí misma, tienen sus intervenciones cómicas y de tensión, además de una que otra escena de acción bastante agradable. Esto es el mayor acierto, pues aunque Murphy, Hall, Tracy Morgan y Leslie Jones son actores reconocidos, saben que deben darle paso a las nuevas generaciones.

Lo que es de aplaudir es nuevamente la mercadotecnia nada sutil que te hacen con los productos de McDowell, el restaurante de comida rápida y competencia directa de las hamburguesas del payaso Ronald McDonald. Es tanta y realizada de buena forma que acabarás queriendo pedir una anvorgesita y un macflurby.

No hay más, resolución de conflicto en menos de 20 minutos, típico de Eddie Murphy. Mención aparte que tiene algunos números musicales que también son imprescindibles en cintas protagonizadas por quien da la voz al burro de Shrek en la versión original en inglés. Como dato, presta atención a los cameos que aparecen en Un Príncipe en Nueva York 2, dignos de Stan Lee (un besito donde quiera que esté).

Un Príncipe en Nueva York puedes verla si eres fan del humor ácido, pero también si te gustan las historias nada rebuscadas donde simplemente te dejarás llevar por el momento y disfrutar. Realmente puedes ver el filme sin problema alguno, pues parece que por fin Eddie Murphy aprendió que puede hacer otros personajes sin necesidad de acaparar todo el tiempo en pantalla.

Amazon tuvo una buena elección al producir la película. Tal vez no sea la más vista, pero sabe lo que el público busca, que es dejar de lado tanta historia forzada persistente en la otra plataforma de streaming, así se trate de una secuela que nadie pidió pero que se disfruta y agradece.

Daniel Marquez
Daniel Marquez
Capturo momentos en fotografías y cuento historias de la "realidad". Pastafari en ocasiones, adicto a los churros cinematográficos, leo de vez en cuando y siempre encuentro lo divertido a la vida. ¡Bond y Batman por siempre!

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

160,386FansLike
26,658FollowersFollow
11,292FollowersFollow

últimas Noticias

Playlist

Más vistas