Conecte con nosotros

Geek

La educación sexual debe estar presente en la sociedad

Publicado

el

pamela anderson

Hay temas en la sociedad que deben ser afrontados desde múltiples etapas para que el individuo en cuestión pueda encararlos con total normalidad sin que sean tabús en sus núcleos familiares. Dentro de estos campos, la educación sexual destaca sobremanera desde otros, más si cabe, cuando las nuevas generaciones tienen acceso a una mayor información sobre el tema mucho antes como consecuencia de la generalización en la utilización de internet.

A medida que se van quemando etapas y se llega a la edad adulta, se van experimentando nuevas opciones a nivel sexual. En este punto es donde entrarían los juguetes eróticos que cada vez son más extendidos en muchas parejas o a nivel individual para alcanzar un nivel de satisfacción plena, así como para conseguir sorprender o encontrar nuevos alicientes diariamente y así huir de la monotonía.

El conocimiento de la sexología en la sociedad ha ido evolucionando y ha ido en parte de la mano de la extensión y generalización de las nuevas tecnologías. En estos momentos a nadie le extraña hablar con naturalidad de objetos como un vibrador con control remoto, en cambio hace unos años era un tema tabú del que muy pocas personas tenían conocimiento, y prácticamente nadie reconocía su uso, aunque los datos de ventas distaran mucho de esa ruborización generalizada.

Como todo en la vida, la educación sexual va introduciéndose en etapas mucho más tempranas y eso es una buena noticia para que las nuevas generaciones puedan tener voz propia sobre este tema, además de poder de decisión. Son muchos los mitos que la sexología está derribando sobre la utilización de objetos sexuales, y esto solo es el principio.

Desde los organismos públicos se están lanzando numerosas campañas para que la sociedad interiorice la educación sexual como un pilar más de la educación de la práctica total de los individuos. Los expertos en sexología apuntan a que la sociedad va remando en la buena dirección, pero que aun quedan muchas paredes que derribar en forma de tabúes que harán a estratos de la sociedad abrirse de una manera más plena a temas hasta ahora prohibidos en muchos hogares. Hablar de sexo en familia y solventar las dudas de los adolescentes suele ser una buena vía para que estas nuevas generaciones no comentan errores y puedan afrontar temas como este a lo largo de su vida con total naturalidad.

Cuando ya se tenga una pareja estable es bueno el innovar y el probar cosas nuevas huyendo de la rutina. Siendo este postulado una realidad cada vez más latente, llevado por muchos expertos al centro del debate.

Editor de Pólvora, periodista musical y fotógrafo desde hace más de 10 años. Licenciado en comunicación social con la tesis El Rock Como Movimiento Social en la UdeC. Fan de los deportes, cómics, la ciencia ficción y películas de acción basura de los años 80-90.

Haga clic para comentar

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *