Conecte con nosotros

Cine

Crítica a Vidas Pasadas, el primer amor nunca se olvida

Vidas Pasadas nos cuenta una historia real de un primer amor, en dónde al fin nos cuentan que no todo es un cuento color de rosa.

Publicado

el

Nora y Hae tomando caminos separados
Vidas Pasadas
4 Reviewer
Calificación

Ya en reiteradas ocasiones he hecho hincapié en que el cine coreano ya es top mundial, y para muestra Vidas Pasadas (Past Lives), pelicula dirigida y escrita por Celine Song y la cual está nominada para mejor película para la próxima entrega de los Oscares.

Vidas Pasadas nos cuenta una historia que a muchos les va a parecer muy conocida, en donde encontraremos el encanto de la simplicidad y la aceptación de que las cosas de la vida de repente son así, simples y sin ese gran giro que todos nos hemos esperado muy al estilo del cine enamorado.

arbol iluminado sobre pareja besandose
Vidas Pasadas tiene unos encuadras bastante “asteri” para el gusto y placer de la chaviza // Imagen: Zima Entertainment

De esto va Vidas Pasadas

La historia nos coloca en los zapatos de Nora Moon (Greta Lee), quien muy joven tiene que dejar su vida en Corea del Sur, para irse a vivir a Canadá por cuestiones laborales de su padre, sin embargo el tema no es tan sencillo ya que Nora (antes llamada Seung Ah Moon) está enamorada de su compañero de clase Hae Sung (Teo Yoo).

Tristemente los pequeños enamorados tienen que separarse para después volverse a encontrar 12 años luego en forma virtual, por allá en los hermosos inicios de la década de los 2010’s donde apenas el auge de la comunicación en videollamada nos empezaba a facilitar las cosas, ya saben My Space, Skype, Iphone 4 y el Samsung Galaxy SII, esas cosas tan chidas y simples que el internet nos daba como primeros regalos.

protagonistas de Vidas Pasadas con la ciudad de Nueva York de fondo
La vida lleva a que Nora y Hae Sung se vuelvan a encontrar en la ciudad de Nueva York // Imagen: Zima Entertainment

Así suceden las cosas hasta que en un desconecte Nora decide que ya no esta tan chido platicar con Hae Sung, por lo que le pide un tiempo para no verse; pero caprichosa es la vida mis queridos sobrinos ya que en ese tiempo Nora se consigue a Arthur (Jhon Magaro) un escritor gabacho el cual se convertirá posteriormente en su esposo.

Por su lado Hae Sung se consigue novia y así pasan 12 años más, hasta que la fuerza del destino la cual acá conocemos como el “In-Yun” hace que se vuelvan a reunir en una de las cosas más intensas que la naturaleza pueda expresar, un encuentro con un amor platónico.

Nora y Hae con carrusel detrás
24 años después de separarse, Nora y Hae Sung se vuelven a encontrar // Imagen: Zima Entertainment

Lo bueno de la Vidas Pasadas

Ya en este año van dos veces que el cine me pone a prueba con historias románticas y vaya que me han sorprendido; en esta ocasión, el encanto de Vidas Pasadas es la simpleza con la cual no los cuentan, las cosas en ocasiones no son tan extraordinarias y por lo mismo llevan un sabor bien agridulce.

La parte de la historia está muy bien contada además que los detalles visuales son bastante coquetos, la historia también se centra muy chingón en los protagonistas sin llegar a sofocar y por Dios bendito que agradezco que al fin me cuenten una historia de amor real.

Lo malo de la película

Entiendo que es mero trámite pero sí debes de hacerte a la idea de que la película en su parte introductoria es lentísima, claro, después entiendes el “por qué” de las cosas pero prácticamente los primeros 40 minutos los vas a sentir super lentos.

Greta Lee, Teo Yoo y Jhon Magaro protagonistas de Vidas Pasadas
¿Qué tan dificil puede ser ir a cenar con tu amor platónico y su esposo? // Imagen: Zima Entertainment

Conclusión

En definitiva va con sellito de garantía del Cine Chota, y esto se lo lleva por el simple hecho de contar las realidades. Eso sí, te advierto que si tienes un amor platónico por ahí, Vidas Pasadas te va a hacer llegar derecha la flecha, así que te recomiendo mucho que vayas haciéndote a la idea de que puedes salir con la lagrimita por hacer una introspección profunda en lo que haz decidido hacer en tu vida.

Sin duda me queda el buen sabor de boca de pensar que no todo es como nos lo cuentan en las 8,500 películas de amor en donde el alocado novio detiene todo un aeropuerto para besar a su verdadero amor en la pista de aterrizaje. Son cosas que ya sabemos y que en ocasiones nos queremos comprar en la vida real, pero simplemente a veces no estamos en los planes de aquella persona a la cual amamos con toda el alma.

La verdad es que dudo que se lleve el Oscar, pero te aseguro que es una película que vale completamente la pena ver en el cine. Vidas Pasadas se estrena este fin de semana (1 de feb) y la puedes ver en tu sala favorita, vale completamente con todo y palomitas.

Máster de la fina grosería, amante empedernido del videojuego y secuaz de todo lo bello que se haga en fotografía. Que vivan los 2000's, la música y el juguito de naranja.

Haga clic para comentar

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *