Conecte con nosotros

Reseñas Discos

Zakk Sabbath – Vertigo

Zakk Sabbath (banda de tributo de Zakk Wylde) sacó su disco Vertigo, en honor alos 50 años del disco debut de Black Sabbath

Publicado

el

zakk sabbath

Zakk Wylde no se ha cansado de manifestar cuán consagrada está su carrera hacia Ozzy Osbourne y en consecuencia a Black Sabbath (al menos obviamente con la etapa en la que Ozzy fue el cantante de la banda). De tal forma, ha sido el guitarrista principal de la banda del Príncipe de las Tinieblas desde 1989 (a pesar de cierta intermitencia durante la que entraron al quite Joe Holmes y Gus G), y también desde entonces han sido co-compositor de muchos de los éxitos de los que han gozado. Y por si esto fuera aún poco, Ozzy es también padrino del hijo de Zakk.

Así fue que ante este escenario no causó ninguna sorpresa que eventualmente Wylde formara una banda tributo a Black Sabbath denominada Zakk Sabbath, con la que efectivamente realiza conciertos, giras y hasta edita discos con interpretaciones en honor al cuarteto de Birmingham, Inglaterra. Y fue precisamente bajo este logotipo que el 21 de mayo de 2019, anunció el lanzamiento de Vertigo, una grabación en la que interpretarían en su integridad el primer disco de Black Sabbath, con motivo del aniversario número 50 del lanzamiento del debut musical de “la banda de jazz más pesada del mundo“.

Para esto Vertigo habría de grabarse lo más apegado a las condiciones en las que Black Sabbath lo hizo originalmente, es decir en formato análogo (en cinta magnética de dos pulgadas), y durante una sesión de grabación no mayor a 24 horas (Black Sabbath lo hizo prácticamente en una toma y sólo con algunos doblajes extras). La sesión se documentaría, por lo que el producto final constaría de un boxset con el disco en vinil, en cd, un váucher para descargarlo digitalmente y un dvd con el documental y la edición seria limitada a tan sólo 500 copias. Tan pronto anunciaron la preventa, Vertigo se agotó en cuestión de minutos sin importar su costo de USD $100.00 más gastos de envío.

La idea original era que Vertigo fuera despachado a sus afortunados compradores exactamente el 13 de febrero de 2020 (es decir cincuenta años después de la fecha en la que “Black Sabbath” salió a la venta). Sin embargo debido a retrasos no del todo aclarados (pues la afectación a las actividades comerciales por la pandemia se dio hasta el mes de marzo), finalmente vio la luz hasta principios del mes de septiembre.

Obviamente ante una obra tan conocida y celebrada, la expectativa radicaba en conocer qué tanta justicia le haría Zakk Wylde y sus muchachos: Blasko (Black Label Society, Ozzy Osbourne), en el bajo y Joey Castillo (Danzig), en la batería, a la incólume piedra angular del rock pesado. Y al final, dado lo conocido del estilo y las costumbres de ejecución de Wylde en cualquiera de sus proyectos, el resultado ha dejado satisfecho al público que ya automáticamente así se había manifestado y sí, también indiferente al que desde un principio consideró que esto no era necesario.

Sin embargo, recordemos que se trata de un tributo y como tal debe de ser tomado. La de Zakk Sabbath es una interpretación en su más puro estilo y hasta cierto punto, casi al pie de la letra. La primigenia música de Black Sabbath en esta primera declaratoria no se caracterizó por tener un alto nivel de complejidad, sino por su frescura, contundencia y pesadez absoluta, por lo que la naturaleza musical de los componentes de Zakk Sabbath los lleva navegando por aguas conocidas.

Cabe mencionar que a pesar de la fidelidad que juraron guardar, esta rendición se basó en la versión de “Black Sabbath” que se editó en U.S.A. y no en la británica, es decir la que incluye “Wicked World” y no “Evil Woman (Don’t You Play Your Games With Me)”, como tema abridor del lado B del disco original.

En resumen, Zakk Wylde entregó una pieza de colección más para los coleccionistas aferrados, tanto de su propio legado como para los de Black Sabbath. Disfrutable sí, porque la relevancia de esta propuesta musical está ya más que comprobada y celebrada, aunque en esta ocasión para disfrutar de ella tengamos que recurrir a la buena voluntad de algunos de esos 500 afortunados poseedores (aunque a la mera hora sí se ha manejado también la venta del disco en sus formatos por separado y sin edición limitada).

Canciones:

1.- Black Sabbath
2.- The Wizard
3.- Wasp / Behind The Wall Of Sleep / Bassically / N.I.B.
4.- Wicked World
5.- A Bit Of Finger / Sleeping Village / Warning

Melómano, cinéfilo y fotógrafo. Agente provocador, buena y mala influencia. Black Sabbath es mi religión.

Haga clic para comentar

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *