Cinco motivos para ver la película animada, Los Mitchell vs. las máquinas

Hay veces que uno siente que la industria de las películas animadas occidentales (porque lo orientales se cuecen aparte) se han estancado con ese estereotipo tipo Disney, en donde todos los personajes y hasta las historias parecen copias entre ellas. Los Mitchell vs. las máquinas llega a darnos un respiro con una comedia familiar llena de acción mezclada con ciencia ficción.

De la mano de los productores Phil Lord Chris Miller (The Lego Movie, Spiderman: un nuevo universo) junto a y Kurt Albrecht (La familia Proud); escrita y dirigida por Mike Rianda (Gravity Falls), podemos ver que han tenido rienda suelta para crear una película que se sale de lo que veníamos viendo en animación.

Con una historia más real y con personajes con los que haces clic de inmediato, aquí te dejamos nuestras cinco razones por la que tienes que ponértela a ver ya en Netflix:

1. La animación hará explotar tu cerebro

Desde la entrada de la película, podemos ver a la clásica Dama de la Antorcha de los estudios Columbia adoptar un tratamiento ad hoc a toda la animación -sabemos que estamos por ver algo grande. Y es que en todo momento podemos ver un gran manejo de la ilustración 2D, combinándola con el 3D.

La familia Mitchell vs. las máquinas / Foto: Netflix

2. Una historia sencilla pero bien contada

Bien dicen que no es tanto la historia sino cómo la cuentas. Y, aunque en teoría la trama es sobre la familia que salvará a la tierra de una amenaza tecnológica; en realidad es la forma en que van desarrollando la historia lo que hace que la veas toda.

¿Cuántas veces no te has sentido como un bicho raro en medio de tu familia? Creo que todos hemos pasado por sentirnos como extraterrestres dentro de nuestro círculo más cercano. En Los Mitchell vs. las máquinas la historia de la hija mayor de los Mitchell, Katie, se siente incomprendida por sus padres. Sí, tienen una relación promedio en donde ella ha dejado de insistir en tratar de entender el porqué a su padre no le interesa en absoluto lo que ella hace.

La manera de tratar de zanjar esta relación padre-hija será un viaje para tratar de recordar esos tiempos en donde su padre era el ‘héroe’ en la vida de Katie. Al final, una historia muy al estilo de Lluvia de Hamburguesas con un toque de fin del mundo hacen que sea bastante entretenida la película. Además, seguro te reirás varias veces.

La familia Mitchell vs. las máquinas / Foto: Netflix

3. La tecnología: ¿amiga o enemiga?

Pero, no todo es culpa del padre; también la tecnología se ha metido en nuestras áreas comunes y todos los miembros se aíslan a través de las pantallas de los celulares, tablets o videojuegos. El apocalipsis llegará de mano de las máquinas tomarán el control (sí, tipo Terminator) porque, al final de cuentas, la mayoría de las personas somos dependientes a los aparatos tecnológicos.

En una escena en el supermercado, todas las máquinas inteligentes atacan a los Mitchell; y claro, vemos tostadoras, refrigeradores y demás electrodomésticos luchando en contra de la familia que tiene la clave para salvar al mundo. Así que termina siendo una crítica a que la tecnología está matando la interacción humana.

Pero, por otro lado, la película en sí es un acercamiento al lenguaje tecnológico de las nuevas generaciones que nacieron con todo este avance y también es un vistazo a términos que ellos utilizan normalmente. Así que para los padres que se encuentra alejados de todos esos aparatos del diablo, servirá también como una cátedra de informática.

THE MITCHELLS VS. THE MACHINES – “PAL Max robots”. Cr: ©2021 SPAI. All Rights Reserved.

4. Personajes reales que nos representan

Cada uno de los integrantes de la familia Mitchell tiene una dosis de disfuncionalidad que hace que uno se identifique con ellos. El hermanito es el clásico amante de los dinosaurios que encuentra en su hermana mayor el consuelo de no poder relacionarse tan bien con las otras personas.

La mamá es la clásica que apoya a sus hijos en todo lo que emprendan y que trata que el papá los entienda. Por otro lado, el padre tuvo que dejar un sueño de lado para poder darle a su familia una mejor vida. Y Katie, la adolescente que ve a la Universidad como el escape de un ambiente que no la entiende y una tabla de salvación para conocer personas como ella.

Bueno, incluso el perro de la familia, Monchi, tiene la peculiaridad de que es visco y además le cuesta mucho trabajo cachar cosas.

La familia Mitchell vs. las máquinas / Foto: Netflix

5. El mensaje positivo de ‘aceptarte cómo eres’

Y, al final, con todas nuestras mañas, defectos y manías, Los Mitchell vs. las máquinas nos enseñan a querernos como somos. No importa qué tan freak crees que seas o cómo quieras parecerte a los estereotipos de belleza impuestos por la sociedad, todos somos hermosos…y seguro siempre hay alguien tan freak como tú para hacer clic.

La familia Mitchell vs. las máquinas / Foto: Netflix
THE MITCHELLS VS. THE MACHINES – Abbi Jacobson as “Katie Mitchell”. Cr: ©2021 SPAI. All Rights Reserved.
Andrea Quintanahttp://3.216.182.59
Comunicóloga de profesión, black metalera de corazón y otaku de closet

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

213,337FansLike
27,145FollowersFollow
11,213FollowersFollow

últimas Noticias

Más vistas

Playlist