Scarlet Nexus, un juego destinado a ser clásico de culto

Un momento. ¿Un juego publicado por Bandai Namco que no está basado en un anime, no es Soul Calibur o la centésima antología de Namco Museum? Por increíble que parezca, la distribuidora japonesa se alió con Tose, estudio responsable de grandes obras de RPG como Star Ocean, para traernos un título completamente original (al menos en esencia, aunque ya entraremos a detalle): Scarlet Nexus, RPG de acción disponible desde el 25 de junio en Xbox, PS4, PS5 y PC. Aunque en estas semanas no ha tenido el impacto de ventas esperado, estamos ante un título que pinta para convertirse de culto gracias a su estilizado universo e interesante gameplay basado en ataques telequinéticos. Bien futuristas estos chavales.

RPG de acción situado en una realidad alterna donde la sociedad, ha alcanzado un elevado nivel tecnológico y que además, la mayoría ha desarrollado poderes psíquicos. Sin embargo, viven ante la constante amenaza de los “Others”, entes mutantes capaces de destruir ciudades enteras. Aquí entra en acción la OSF (Other Supression Force), organismo encargado de exterminar a estos enemigos.

Será tu deber elegir entre dos de los personajes disponibles, Yuito Sumeragi, tímido pero hábil cadete o Kasane Randall, la fría hija de una acaudalada familia que acompaña a su hermana mayor en el entrenamiento. Lo importante es que cada uno de ellos cuenta con su propio relato a desarrollar, dándole bastante rejugabilidad para llenar los vacíos argumentales (aunque en varias ocasiones cruzan caminos) así como un estilo distinto de combate: Yuito utiliza la espada para ataques directos mientras que Kasane, es exparte en pelear a distancia.

Scarlet Nexus - Review PS4
Imagen: Bandai Namco.

Scarlet Nexus conjuga muchos elementos de títulos pasados del catálogo de Bandai Namco. En específico, tiene demasiado en común con las bases RPG de God Eater a la par de añadir elementos como el mundo semi abierto que vimos en One Punch Man y claro, un sistema de combate con guiños a la serie Tales. Pero más que sentirse a un vil champurrado, el juego utiliza todo esto a su favor para crearse una gran personalidad, apoyado en este mundo cibernético que habitan.

La acción es constante, aunque en algunos casos peca de lineal. Por fortuna aquí entra el sinfín de posibilidades de ataques por probar gracias a las combinaciones no solo propias del héroe, sino de los compañeros de equipo que vayan a su lado en la misión. Habrá integrantes que te compartan de sus habilidades para volverte invisible, lanzar ataques eléctricos, duplicar objetos para lanzar a los rivales o crear poderosos campos de fuerza psíquicos. Basta con presionar el botón R1 más alguno otro de los cuatro principales para desencadenar estas estrategias durante un tiempo limitado. Hasta tres miembros de tu escuadrón pueden acompañarte, cada uno con virtudes distintas. De ti depende elegir al adecuado para cada misión, en especial por las divertidas peleas contra jefes, cada uno con debilidades por descubrir acorde al sitio donde se encuentran.

Sé que a muchos les da urticaria leer RPG como el género predominante de un juego. Pero esta es quizá la parte más sencilla de Scarlet Nexus. Por una parte incluye un árbol de habilidades por desbloquear a cada nivel (mayor poder, salud, cantidad de accesorios disponibles para portar, etc.) aunque me atrevería a decir que es muy superficial comparado a lo complejo que puede ser en obras como Final Fantasy X. Lo mismo con el cambio de armas para cada miembro del equipo, demasiado sencillo de dominar. En realidad, el título da un especial énfasis hacia lo estético más que a lo funcional, lo cual podría animar a curiosos.

Otra de las cualidades del juego es entablar lazos con los demás integrantes del equipo. Parecido a Fire Emblem, puedes aumentar tu amistad con tus colegas para realizar ataques en conjunto devastadoras o habilidades útiles como curación. Desafortunadamente, no es ni intuitivo ni carismático como la saga de Nintendo, pues las charlas entre personajes pueden ser muy tediosas y algunas traen consigo las misiones más tristes del juego: objetivos secundarios de “ve y trae esto”, “ay, apareció un Other donde vengo, mátalo”. Una forma poco interesante de extender el juego.

Scarlet Nexus
Scarlet Nexus

Tristemente, no todo podía ser perfecto. Dentro de la acción e incluso algunos momentos de exploración, te darás cuenta que la cámara puede ser desastrosa. Dominarla es vital en algunos de los combates más difíciles, pues tendrás que lidiar con varios adversarios a la vez y en ocasiones, ni siquiera te darás cuenta de donde salieron. Tache ahí.

Tampoco es que su brillante dirección de arte, sea un reflejo de la trama. Sí, la historia es terriblemente predecible, donde la protagonista fría aprende a abrirse más con sus colegas, el tipo agresivo del equipo que luce villano pero no lo es o el guía de los héroes que no es tan bueno como parece. Si han visto mucho anime durante los últimos años, nada les sorprenderá. Aún así, Yuito y Kasane tienen un encanto innegable, dan ganas de verlos en más misiones en el futuro.

Scarlet Nexus es una experiencia grata que vale mucho la pena conocer, encariñarse con sus personajes (hasta con los más genéricos) y en especial, dejarse llevar por su adictiva estructura, inspirada en un estilo de acción a la vieja escuela. Ajenos a los RPG no tienen pretexto pues todo es accesible y claro al momento de personalizar a su personaje. Entren sin miedo aunque dada la tendencia que suele tener la compañía, lo encontrarán a mejor precio en unos meses.

Destaca que además del juego, ya se encuentra disponible una serie de anime a través de Funimation que da continuación a las aventuras de la OSF.

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

213,337FansLike
27,800FollowersFollow
11,177FollowersFollow

últimas Noticias

Más vistas

Playlist