Conecte con nosotros

Pólvora Live

Así se vivió la Vecindad Santanera en la Arena CDMX

La Vecindad Santanera se presentó ante su público fusionado entre chicos y grandes bajo la intención de sacarle brillo a la pista

Publicado

el

Vecindad Santanera

Llegó el día en que la Vecindad Santanera se presentaría ante su público, uno fusionado entre chicos y grandes, de diferentes pensamientos, pero bajo una misma raíz, la de pasar un buen rato y sacarle brillo a la pista al ritmo de La Maldita Vecindad y La Sonora Santanera de Carlos Colorado.

Pero no se trataba de un evento donde tocaría primero un grupo y luego el otro, aquí era una sola banda, más de 20 artistas sobre el escenario de la Arena Ciudad de México para deleitar a todo mundo, y aunque pocos fueron los asistentes, sí eran bastante ruidosos.

La Vecindad Santanera salió a escena, al ritmo del “Bómboro Quiñá Quiñá” (saludos amigos del ‘Tigueres’), Roco Pachukote puso desde un principio, y como en los últimos años, el objetivo del evento era un círculo de paz y baile, y ahora, que nos encontrábamos cercanos al día de muertos, de honrar la vida de nuestros seres queridos en el más allá, con un tibio recuerdo a Sax.

Vecindad Santanera / Foto: Andre Dulché
Vecindad Santanera / Foto: Andre Dulché

Qué bien suenan las canciones de la Sonora Santanera al estilo de la Maldita; “El Mudo”, “El Orangután” y demás temas que seguramente has escuchado y bailado en fiestas familiares. Mismo caso para las canciones que pusieron a los hijos del quinto patio en mira de todos, pero está vez, con ese calipso y bugaloo que ponen las trompetas y cadencia en las voces de los integrantes de la Santanera.

Claro, hay excepciones, no todas pueden sonar guapachosas como “El Cocodrilo”, “Un Gran Circo” o “Un Poco De Sangre”. Basta con escuchar la versión tropical de “Pachuco” para decir ‘en mis tiempos todo era elegante, sin greñudos y sin rock’. Y más si el saxofonista invitado para la Maldita es opacado por las trompetas de la Santanera. Obvio no queremos comparar su trabajo con el del buen Sax (qepd), pero al menos que no se notará tanto la diferencia al tocar el instrumento.

Otra de las cosas que no agradaron tanto fue que la vocalista de la Sonora Santanera de Carlos Colorado, María Fernanda, no interpretara un solo tema de la Maldita, apenas apareció en “Kumbala” para alargar los coros, pero siempre atrás de Roco, en un rincón. No importó que trajera un vestuario digno de las noches de revista en el Teatro Blanquita.

Vecindad Santanera
Vecindad Santanera / Foto: Andre Dulché

De hecho, Maria Fernanda sólo interpretó canciones en solitario con la Santanera, como “El Yerberito” donde demostró su potencia vocal, o “Quimbara Quimbara Quira Quimbamba”, sí, lo leíste cantando.

Hubo momentos de homenaje, claro, aunque no tanto para Sax o el maestro Terrones de la Sonora Santanera, más bien fue para (inserte nombre del que quieras) y que recordaron al tocar “Changó” de Benny Moré. Lo demás, fueron palabras de Roco ya conocidas por los fanáticos de la Maldita.

La Vecindad Santanera es un buen proyecto, el público salió contento, hubo baile, canto, unión entre la juventud y la experiencia que brindan los años (por no decir vejez) al juntar dos grupos de épocas diferentes pero que tienen el mismo fin, contar las historias del barrio a ritmo de baile.

Aquí te dejamos las fotos de la Vecindad Santanera en la Arena CDMX:

Vecindad Santanera
Vecindad Santanera / Foto: Andre Dulché
Vecindad Santanera
Vecindad Santanera / Foto: Andre Dulché
Vecindad Santanera
Vecindad Santanera / Foto: Andre Dulché
Vecindad Santanera
Vecindad Santanera / Foto: Andre Dulché
Vecindad Santanera
Vecindad Santanera / Foto: Andre Dulché
Vecindad Santanera
Vecindad Santanera / Foto: Andre Dulché
Vecindad Santanera
Vecindad Santanera / Foto: Andre Dulché

Periodista surgido de la Carlos Septién García, fotógrafo profesional. Se escribe de cine, deporte, y las bandas que son de cantabar pero llenan estadios.

Haga clic para comentar

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *