Sharif: de literatura, cantautores y México

El próximo 21 de mayo la Carpa Velódromo de la CDMX se viste de plácemes para recibir al talentoso rapero y escritor español Sharif Fernández, que vuelve a territorio mexa con su gira De Inmensidades. En Pólvora aprovechamos la oportunidad para hablar con él acerca de su música, la cultura, la literatura y muchos detalles más de su carrera para calentar motores antes de su presentación.

El amor por las letras para Sharif

“Mi inquietud por las letras es anterior incluso a mis propios estudios filológicos. Ya me preocupaba ese aspecto antes de mis estudios. Lo que ocurrió fue que mis inquietudes artísticas siempre me llevaron a querer saber más, a pensar en mi responsabilidad artística y que si quiero escribir bien tengo que leer bien.

Tenía muchas carencias a ese nivel de humanidades, pero cuando me hice mayorcito tuve esa suerte de poder vivir del rap y que en la música me iba bien. Enseguida comprendí que, si escribía bien, pero había leído muy poco. Y a los pocos que había leído, escribían mucho mejor que yo. Ahí vi que una cosa va de la mano con la otra, así que me puse pila y estudié la carrera de Filología, descubriendo que me gustaba mucho y que también aprendí bastante”, platicó de forma anecdótica Sharif acerca de esa gran preparación que tiene.

La lírica de sus temas es alimentada por un tejido cultural interesante en el cual la literatura forma gran parte de ello. Al respecto, Sharif declaró: “Todas las latitudes tienen increíbles escritores y corrientes, pero lo que nos ocurre a nosotros es que compartimos el mismo vehículo comunicativo como lo es el castellano. Toda la literatura, no sólo a nivel poesía, en Latinoamérica en los últimos 200 años es impresionante. El idioma es una herramienta que en este caso permite el acceso a todo tipo de cultura, llámese música, teatro, cine y se pueda entender todo en la lengua vernácula y así podamos sentir todo a la primera. Eso es algo mágico”, compartió el español oriundo de Zaragoza.

Sharif junto a Rafael Lechowski en México
Sharif junto a Rafael Lechowski en México

La filología y sus letras lo han llevado incluso por ese mundo que tanto le apasiona, el de la literatura. “Tengo la suerte de tener un amigo editor, Rafael Lechowski, que también es escritor y músico de origen polaco. No me considero ni gran escritor ni mucho menos poeta, respeto mucho ese título para definirme como ello”, explicó.

En una pregunta arriesgada, Sharif Fernández confesó algunos de los libros que más lo han marcado en su vida, haciendo una importante aclaración antes de ahondar en el tema.

“Ocurre con los libros lo que pasa con la música o el cine. No todo gusta a todos. Solo por mencionar algunos que me han parecido obras sublimes del pensamiento humano, sin necesidad de imponer gustos. Uno de ellos es El Conde de Montecristo, un gran libro de aventura de Alejandro Dumas. Esa literatura francesa de finales del siglo XIX me parece de lo más importante porque tenemos autores como Dumas, que es tan clásico que la gente le pasa por delante sin prestarle atención.

Otro es Los Miserables de Victor Hugo en el que el tipo hace un ejercicio increíble y condensa todo en un compendio de tratados de agricultura, política, justicia y educación en un libro increíble con una historia bellísima donde la literatura es la protagonista. Rayuela de Cortázar es otra obra espectacular, Los Detectives Salvajes de Roberto Bolaños. Todo eso es sólo un poco de lo que les podría recomendar y que a mi me encanta”.

Sharif en 2022

LATIENDO EN LA MISMA VIBRACIÓN QUE MÉXICO

Sharif confesó que nunca pensó que viviría de hacer música. “Era yo un chaval de 30 años trabajando de informático cuando se me ocurrió lanzar mi primer disco, al cual le fue muy bien en España y México pero que jamás me hizo pensar que sería mi forma de vida. Del escenario en España donde presenté este primer álbum con toda la humildad y talento del que dispongo, nace la oportunidad de venir a México. Tenía un enorme miedo porque si acá no funcionaba esto muy bien, no sabía con qué me encontraría. Eso se contrapuntaba con las ganas que tenía de expandir mi música e intentar conectar con un público que entendiera lo que decía.

Al venir, el recibimiento, el calor, la hospitalidad y generosidad de este pueblo mexicano me marcó de por vida. Fue como cuando no esperas nada y encuentras todo. No puedo olvidar eso, creó en mí un vínculo eterno con el país”.

Por ello, para el rapero español regresar al país siempre es emotivo y especial, ya que existe ese lazo que ha entablado con esta nación que lo recibió con sus rimas abiertas. “Mi amor por México es algo que viene desde hace largo tiempo, es un lazo muy íntimo. Al hacer este sencillo, notaba que me faltaba corresponderles ese amor a mis amigos y fans mexica os colaborando con artistas de ahí porque he ido a cantar muchas veces y tengo grandes amigos allá.

Veo una nueva generación actualmente de aristas muy potentes como Neto Peña o Josh Bones o el mismo Sabino. Lo que ocurrió fue que, como yo soy más viejo, todos estos chavales crecieron escuchándome y me admiran mucho, un sentimiento que es mutuo. Ha sido un placer colaborar con todos ellos porque son personas muy íntegras, trabajadoras y nobles. Y la admiración mutua por nuestro arte hace que trabajar entre nosotros sea muy sencillo pues solo es cuestión de dejarse contaminar un poco”, confesó.

BUNBURY Y SABINA PARA SHARIF

Al hablar de colaboraciones, que han sido algo que recientemente ha tenido el placer de hacer con diversos artistas, Fernández ahonda en la química que se da al hacerlas. “No sólo la letra conecta sino también la ausencia de los egos. Aunque pareciera que todo es muy bonito, la verdad es que cada uno tiene sus luchas internas y con toda esta gente, especialmente con el pueblo mexicano, es cómo puedes juntar ambas visiones y dejar todo de lado para que lo más importante siempre sea la canción. Cuando ambas partes pueden comprender eso, hacer música se convierte en un juego donde no importa ganar sino crear y compartir”.

Como todo buen artista, siempre hay influencias que son importantes para forjar el camino e identidad musical de cada uno. El español no dudó en brindarnos algunos. “Sabina es el ejemplo canónico, es el espejo donde te miras y nunca sales bien reflejado porque es una montaña inescapable. Él es mi principal referencia, pero por ahí tenemos también a Enrique Bunbury, sobre todo en su etapa solista, aunque lo descubrí un poco tarde lo he disfrutado mucho. Otro es Robe Iniesta de Extremoduro, que me parece el mejor artista español que hay hoy por hoy o Camarón de la Isla, un artista de flamenco español que tenía una genialidad que a la fecha no se ha vuelto a repetir. Esas son las referencias a las que vuelvo siempre, aunque tengo muchas pues cualquier cosa que escuche y me emocione, me gusta”, declaró.

UN ROMÁNTICO CON DIFERENTES ENFOQUES

Sus temas se caracterizan por la capacidad que Sharif tiene para hablar del amor desde diferentes enfoques: el fraterno, el imposible, el ideal, el romántico e incluso el no correspondido.

Y es que en sus palabras, “desde hace mucho tiempo entendí que el único lenguaje es la emoción porque así lo sentí escuchando a otras músicas. A mi me pasó que, cuando era morro, era un talibán del rap, solamente escuchaba este género y denostaba a todos los demás géneros, no los respetaba ni les daba una oportunidad. Y de repente, a los 18 años descubrí el 19 Días y 500 Noches de Sabina. Ahí me cuestioné si me había cerrado toda mi vida a este tipo de música y lo tonto que había sido. Ahí vi que lo que más importaba en este oficio era comunicar y compartir esa sensación. Desde ese instante supe que, aunque el rap es lo que hago, el idioma que quiero hablar es la emoción”.

Aunque él no es fan de su voz ni de su estilo, la gente le ha apoyado por largo tiempo. “Es lo que siempre he hecho y me ha gustado, crear mi propio idioma y estilo, algo a lo que también me costó mucho seguirle el ritmo. Hoy en día escucho a los chavales y digo: la neta, que cabrones porque aprenden rapidísimo. Los de mi generación éramos más lentos”.

Este aprendizaje musical se completa con una visión en que su experiencia de vida lo ha ayudado a encontrar el camino entre rimas y poesía. “Lo que me ha pasado es que he tenido que trabajar de otras cosas mientras hacía mi música de forma paralela y el cambio más sustancial es que ahora si vivo completamente de mi oficio musical pero realmente mi vida es muy sencilla y normal. Soy alguien muy casero, me gusta mi familia, hacer cosas con mi pareja y amigos, me encanta leer, jugar la Play, boxear, nada fuera de lo común. Así ha sido siempre. La ventaja que tengo es que puedo consumir arte para generar arte”, aseveró.

La cultura es un punto fundamental de interés para Sharif, un aspecto que lamentablemente pareciera que a nivel global se está dejando de lado. Sobre este tema y como amante de la cultura en general, el español opinó: “La pandemia hizo notoria la falta de ingresos y apoyos para el desarrollo cultural. Pero justo en esa crisis sanitaria mundial nos dimos cuenta de que lo que salvaba a la gente era el deporte y la cultura misma, ambos aspectos hacían que no nos volviéramos locos.

El ligero ejercicio, las series de televisión, los libros, la música hicieron que nuestra mente no estallara. Estaría muy bien que los gobiernos se den cuenta de que la cultura es la forma de armonizar a los pueblos, de que nos entendamos y comprendamos que somos una misma cosa. Que todo lo demás, la historia, por ejemplo, no es más que accidentes, errores y guerras de las que se pueden aprender, que ella nos ayuda a diluir fronteras y comprender mucho mejor la existencia”.

Casi por terminar la amena charla, el rapero español no dudó en adelantarnos un poco de lo que se vivirá el próximo 21 de mayo en su tan esperado reencuentro con la audiencia mexicana.

“Tenemos planeado cantar de todo en esta presentación, pasar por todos los álbumes hasta mis más recientes singles. En la medida de lo posible, intentaremos que estén presentes algunos de los artistas con los que he colaborado. Tal vez no sea en todas las ciudades de esta gira, pero esperamos que si se logre en Guadalajara o en la CDMX ver si puedo contar con Sabino. Lo vamos a intentar, no puedo prometerlo porque estos cabrones tienen agendas bien apretadas.

Lo que si les puedo asegurar es que, a quienes hayan ya asistido a conciertos míos, van a encontrar lo mismo de siempre pero más y mejor porque vengo a defender mi disco nuevo. Y para quien no nos haya visto nunca, les mostraremos que nuestro hábitat es el escenario. Y es que yo soy feliz en dos momentos en la música: cuando compongo las letras solo en mi casa, el segundo es al subirme a escena y las canto con el público. En México, tendremos esa comunión entre nosotros y ustedes, estaré ahí para cantar no para ustedes sino con ustedes. Será una auténtica fiesta después de cuatro años sin vernos y buscaremos redimir esa ausencia”.

Para terminar, Fernández nos regaló una bella reflexión acerca de ese lazo que la música genera con todos, pero para él, “la sensibilidad del pueblo mexicano late a la misma longitud de onda que la mía”.

Sharif en México el próximo 21 de mayo
AJ Navarro
AJ Navarro
Comunicólogo, amante del cine, la música y todo lo que sea cultura. Forjando una carrera en el medio desde 2018 a la fecha. Colaborador en varios espacios, consciente de que un gran poder conlleva una gran responsabilidad.

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

209,758FansLike
30,100FollowersFollow
11,205FollowersFollow

lo de hoy

de lo que todos hablan