Asking Alexandria ofreció una inolvidable reunión en la Carpa Velódromo

¿Qué es una Carpa Velódromo y con qué se come? Tampoco lo sabía hasta que llegué la noche del 24 de junio para ver a Asking Alexandria, banda británica que desde aquella primera edición del Knotfest México, no se paraba en un escenario nacional. Y vaya que muchas cosas han cambiado: tres discos más con el regreso de Danny Worsnop a los micrófonos, una nueva disquera, matrimonios y una placa que les ayudó a reconectarse con su pasión por la música: See What’s on the Inside. Además, era emocionante conocer una sede nueva.

Al salir del metro Velódromo (raro hacerlo en dirección opuesta al Palacio de los Deportes), bastó con caminar unos cuantos pasos para que los puestos de mercancía no oficial guiaran el camino hacia la sede. La entrada muy ordenada, rápida y de buenas, cómo siempre debe ser. Por alguna razón, el mapa compartido por la propia promotora hacía parecer que todo estaba más lejano de lo que parecía.

Antes de adentrarnos al show, hay otra cosa que vale la pena mencionar. Muchos usuarios en redes se quejaron de que los boletos para el evento, solo podían conseguirse vía Súper Boletos. ¡Y cómo no molestarse en la era de los cargos más abusivos de la historia! Fue agradable encontrarnos con que la sede, sí cuenta con taquillas para que no pagues esos pesitos de más. Ahora sí, vayamos con Asking Alexandria.

Monde, el invitado de apertura

Lloviznaba un poco antes de comenzar pero los ánimos de cada asistente mantenía el ambiente muy cálido. Es un público desinhibido que ondeaba en alto la bandera del “Make México Emo Again” y que cantaba cada canción que ponían en las bocinas: Falling In Reverse, Sleeping With Sirens, Bullet for my Valentine, My Chemical Romance, todo el combo. Pocas veces se ve este tipo de unión pero es uno de los géneros que más pasiones levanta y como fans, todos debemos aprenderles.

En punto de las 8:45, apareció a escena entre fuertes luces rojas (idóneas para combinar con su cabello) el acto de apertura de Monde. El cantante se paseaba de un lado a otro, brincaba, se hincaba ante la gente e invitaba al moshpit. Es un espectáculo muy teatral que desafortunadamente, no contó con el mejor sonido, pues la mayor parte del tiempo se escuchaba saturado. De otra forma, su mezcla de trap con metalcore es bastante jocosa y él, tiene carisma. Al final de su presentación estuvo a un lado del escenario y no le negó una foto a quien quisiera. Crack.

Monde en la Carpa Velódromo.
Monde en la Carpa Velódromo. Foto: Mario Valencia/Pólvora.

Asking Alexandria, la reunión esperada

¡Danny Worsnop aún levanta hartas pasiones! Cuando salió a escena, todos se arremolinaban enfrente del escenario cómo en los mejores tiempos. “Soy su fan #1”, se leía una cartulina que llegó hasta primera fila. Asking Alexandria aparece con “Alone Again”, el nuevo himno que les ayudó a reinventarse. De repente, algo muy extraño ocurrió: el show es detenido durante la quinta canción.

Fueron minutos de confusión, aunque al parecer, algo ocurrió en el moshpit que provocó la ira de una señora que subió al escenario para regañarnos y a decir que pararán las veces que sea necesario hasta que “nos portemos bien, sin empujar”. Ok. Pude comprobar que en efecto, algo había pasado cuando una chica llorando, pasó junto a mi mientras salía de las primeras filas.

Tras la interrupción, Asking Alexandria volvió al ataque. Danny se notaba emocionado, lanzando ocasionales guturales para recordar sus épocas más doradas mientras que Ben Bruce y Cameron Liddell, contagian una fuerza impresionante. Incluso para alguien no tan adepto al metalcore, es imposible no dejarse llevar por tan enérgica actuación. Por ahí suenan rolones como “Someone, Somewhere”, “Never Gonna Learn” e “Into the Fire”.

Asking Alexandria en la Carpa Velódromo CDMX
De grande quiero ser como Cameron, qué energía tiene, caray. Foto: Mario Valencia/Pólvora.

Aquí el sonido fue mejorado y el juego de luces, más intenso. Sin embargo… Un gran “sin embargo”, debo destacar, nada tiene que ver con la actuación del grupo que lo entregó todo o la impecable logística… ¡Pero joder, qué horrible se ve si no mides 1.85 o no estás en las primeras filas! El escenario es muy bajo en relación a la zona general y a partir de la zona media, olvídate si eres de corta estatura como yo. Te enterarás que estás en un concierto pero de ahí que veas… Esa tarima necesita más altura con urgencia.

“No es porque esté aquí que lo diga pero… México es mi lugar favorito en el mundo”, decía Danny entre brincos. “Han pasado muchos años pero esta noche nos ha recordado porque nos gusta venir aquí”, concluye. Asking Alexandria sale unos segundos para regresar con un potente encore con sus máximos éxitos, “Moving On”, cuyos fans corearon al borde del llanto, y “Alone in a Room”, donde la lluvia de papelitos hizo presencia (vaya que se extrañaba).

Asking Alexandria dio un excelente show y conmigo, se han ganado un nuevo fan. Se agradecen esos arreglos más hard rockeros a sus riffs y la voz de Danny en mejor forma que antes. Prometieron volver pronto así que más les vale no tardar otros seis años.

Asking Alexandria en la Carpa Velódromo
Danny demostró que aún tiene buena voz para estar al frente de Asking Alexandria. Foto: Mario Valencia.
Mario Valencia
Mario Valencia
Escribo de terror, tomo fotos, edito videos y así. Me gusta el metal, el bailongo a todo darks y ser la señora de los gatos.

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

210,732FansLike
30,200FollowersFollow
11,237FollowersFollow

lo de hoy

de lo que todos hablan