Ministry – Moral Hygiene

EN CORTO

Moral Hygiene es la renovación de votos por la categoría de máxima autoridad en el rubro musical que la banda creó y aún profesa. Un título que la industria musical les ha querido arrebatar ya en varias ocasiones, en aras de cualquier gran espectáculo entre fuego y explosiones o para colgárselo a cualquier novedoso personaje.

Quizás Metal Industrial es la tarjeta de presentación que mejor describe a Ministry, aunque el rango de su influencia a través de ya varias generaciones, ha sido de una gama mucho más amplia.

Al Jourgensen, la máxima autoridad en este ministerio fundado hace ya 40 años, es un ícono absoluto de la escena musical, la industria de la misma y de la contracultura, que puede (como muy pocos), jactarse de haber causado una auténtica revolución musical, con la que el rumbo de la misma tomó una ruta de protesta social, sí, de manera verbal; pero principalmente en cuestión musical. Por esto que desde hace tres años que se supo que el viejo tío Al ya estaba trabajando en la entrega número 15 de la discografía de su banda, no pudimos más que estallar en júbilo.

Ministry / Foto: Andre Dulché
Ministry / Foto: Andre Dulché

Y es que como quien se levanta de entre los muertos, Ministry regresó a las andadas en marzo de 2018, luego de haber decidido cesar sus operaciones ya en un par de ocasiones (la primera en 2008 y la segunda en 2012, tras la muerte de Mike Scaccia, el guitarrista de la banda y entrañable amigo de Jourgensen). En ese momento Jourgensen entregó AmeriKKKant, un trabajo en el que se percibió su regreso por los terrenos del Metal Industrial, alejándose (sólo un poco), del precipicio metalero puro y thrashero en el que su banda se había dejado ir en caída libre desde hacía varios discos (algo que por supuesto tampoco era despreciable).

Y fue tan sólo unos meses después que Jourgensen comenzó a trabajar en una nueva entrega, la cual tres años después finalmente ha visto la luz bajo el título de Moral Hygiene.

Si bien es sabido que Al Jourgensen siempre ha sido el perpetrador de esta peligrosa entidad denominada Ministry, también es cierto que goza de un gran poder de convocatoria para que los trabajos discográficos y las giras de la banda, siempre terminen siendo el resultado de un colectivo de elementos provenientes de otras bandas, los cuales al ingresar a esta logia automáticamente aportan para fabricar los sonidos por los que es ya una leyenda.

Para esta ocasión, en la que Al Jourgensen se encargó (como casi siempre), de las vociferaciones, guitarras, sampleos, teclados, coros y de la harmónica, la banda se conformó por Cesar Soto en las guitarras, John Bechdell (Fear Factory, Killing Joke), en los teclados, Paul D’ Amour (el bajista original de Tool), en el bajo y Roy Mayorga (Nausea, Soulfly, Amebix), en la batería. Y como de costumbre también se contó con la participación de músicos invitados en algunas de las canciones.

CRÍTICA SOCIAL EN PLENO CON MINISTRY

Moral Hygiene vino a ser una renovación de votos por la categoría de máxima autoridad en el peculiar rubro musical que la banda creó y aún profesa. Un título que la industria musical les ha querido arrebatar ya en varias ocasiones, en aras de cualquier gran espectáculo entre fuego y explosiones o para colgárselo a cualquier novedoso personaje.

Bajo la producción de Michael Rozon tenemos diez cortes, con los que a pesar de rememorar el par esencial con el que Ministry cimentó su leyenda: The Mind Is A Terrible Thing To Taste y Psalm 69, también cumplen con la nada fácil labor de evitar caer en el auto fusil y lograr cautivar como si se tratara de la primera vez.

“Alert Level” es el tema que abre el disco y por su cadente agresividad parece traer reminiscencias de su clásico “So What” (entre los sampleos de Arabian Prince). Pero con “Good Trouble” de inmediato se vuelve por los fueros rápidos y violentos de la banda, aunque sólo como introducción de lo que en realidad es una canción para narrativa, con una peculiar rítmica escondida a base de harmónica.

“Sabotaje Is Sex” es un viaje en el tiempo en el que al escuchar la voz Jello Biafra, se convierte en toda una revelación para estos tiempos, aunque los viejos fans de este asunto rememorarán que esta explosiva combinación ya tiene referente en Lard, aquel proyecto que el tío Al perpetró hacia finales de la década de los ochentas con el (en algún momento), aspirante a alcalde de San Francisco. Y para este momento, musicalmente la banda sigue sonando como una imparable barredora que va echando a volar todo a su paso.

“Disinformation”, desde su título y con los sampleos vocales que inicia, de inmediato devela a quien se hace referencia y pues, es que sólo era cuestión de tiempo. Así con Donald Trump como invitado extra oficial para este tema, el metal industrial es retomado con el absoluto don de mando al que sólo Jourgensen puede aspirar.

Con “Search And Destroy” llega el momento para el cover del disco y ahora el honor le correspondió a Iggy Pop. Y como ya es costumbre, lejos de sólo interpretar la pieza original, Ministry la engulle y la vomita en su propia versión, bajo sus propios parámetros y en sus conocidos territorios. Y además aquí se cuenta con la participación de Billy Morrisson, el guitarrista británico que tras militar en la banda de Billy Idol, ya lleva varios años avecindado con The Cult.

“Believe Me” es una pieza rara en el sentido de que está construida como Ministry jamás acostumbra, es decir como una canción normal. Pero en su defensa hay que decir que al mismo tiempo cuenta con el coro más adictivo del disco (parafraseando al propio Jourgensen: more addictive than pussy!). Y “Broken System”, es una pieza que con su introducción nos contextualiza en un escenario árabe, inofensivo, aunque sólo de principio porque pronto estos sonidos pasan por el usual tratamiento corrosivo de la banda.

“We Shall Resist” es un tema oscuro y de densidad asfixiante, que salvo por los inminentes sampleos vocales, podría incluso denominarse como un tema instrumental, el cual sin dar tregua nos sumerge en medio de los loops de la consecutiva “Death Toll”. Y para cerrar tenemos el desbarajuste sonoro de “TV Song #6 (Right Around The Corner Mix)”, que como epílogo trae a nuestra memoria el espíritu del fallecido Mike Scaccia, en medio de un feroz riffeo híper veloz.

De tal forma es reconfortante que Ministry siga entregando estas descargas, luego de sus intentonas por abandonar la arena de la música violenta y de ver como Al Jougensen se mantiene incólume, retando constantemente al destino a fuerza de excesos de todo tipo. Así que con la máxima de que “yerba mala nunca muere” jugando de nuestro lado, sigue siendo un placer seguir siendo víctima de estas provocaciones.

Rogelio Matamoros
Rogelio Matamoros
Melómano, cinéfilo y fotógrafo. Agente provocador, buena y mala influencia. Black Sabbath es mi religión.

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

213,337FansLike
27,800FollowersFollow
11,175FollowersFollow

últimas Noticias

Más vistas

Playlist