Angels And Airwaves – Lifeforms

EN CORTO

Tomando inspiración de las estrellas, la vida extraterrestre y el espacio exterior, Tom Delonge vuelve junto a Angels And Airwaves con un álbum repleto de coros pegajosos y melodías cargadas con influencia new wave y post punk para compensar el tiempo que ha estado fuera de Blink-182.

Para algunos, dejar Blink-182 para buscar ovnis y evidencia de vida extraterrestre es el mayor error que Tom DeLonge ha cometido, eso sin considerar que su marca Macbeth Footwear también desapareció de la faz de la tierra a finales de 2017 sin ningún tipo de advertencia o registro de qué fue lo que pasó.

Pero, aunque pareciera que Tom dejó pasar todo por jugarle al Jaime Maussan de San Diego, no dejó de lado Angels And Airwaves, su banda alterna que, contrario a lo que muchos creerían, sigue activa. Cierto es que la banda tardó siete largos años en publicar un disco nuevo, pero considerando que el primer sencillo (“Rebel Girl”) fuera lanzado en abril del 2019, no estoy seguro de que realmente podríamos llamar éste un disco totalmente nuevo.

Como sea, la espera fue larga y las expectativas eran muy altas no solo por ser el primer material de la banda en los últimos siete años, sino por el regreso de uno de los miembros fundadores, David Kennedy a la agrupación. Y es que no hay que olvidar que Kennedy y DeLonge son los principales compositores de la banda.

Angels And Airwaves
Angels And Airwaves (2021)

A LAS ESTRELLAS CON ANGELS AND AIRWAVES

El álbum titulado Lifeforms está repleto de coros pegajosos, melodías bailables, beats poperos, tintes oscuros y mucha melancolía. Es Tom DeLonge y compañía demostrando que AVA (la forma en que ellos mismos abrevian Angels And Airwaves) es una banda infravalorada. Aunque cabe mencionar que después de siete años de espera, lanzar un disco de solo 10 temas, resulta para muchos un tanto decepcionante… Calidad y no cantidad.

Uno de los grandes problemas es que seis sencillos fueron oficialmente lanzados antes de la fecha de publicación (en un principio Tom dijo que “Kiss & Tell” no sería parte del álbum), haciendo que la expectativa se fuera desvaneciendo sin mucha emoción. Pero al final, escuchar el álbum completo es una experiencia bastante agradable y hasta sorpresiva, pues éste es mejor álbum que los últimos dos de Blink-182.

Desde el intro estilo techno de “Timebomb” se siente como si estuvieras abordando una nave espacial para despegar a un viaje por las estrellas, pues es obvio que Angels And Airwaves toma inspiración de la obsesión de Tom por la vida extraterrestre y todo lo relacionado al espacio exterior. El coro es pegajoso y con un beat muy bailable, el único detalle es que las guitarras suenan muy por debajo de los sintetizadores.

“Euphoria” hace honor empezando con más sintetizadores, pero esta vez acompañados de unos riffs de guitarra mucho más claros. Un tono más teatral para el pre-coro que nos da recuerda un poco a Zeppelin con “Kashmir”; para culminar en un coro que querrás gritar a todo pulmón. Las líneas de bajo en esta rola son protagonistas también.

Tomando una dirección más oscura y ochentera aparece “Spellbound” dónde una vez más el sintetizador es el elemento principal. El coro causa melancolía, es una especie de fusión entre Depeche Mode y The Cure con la voz de DeLonge, que en este punto de la vida es inconfundible. Cabe mencionar que la batería de Ilan Rubin destaca, sobre todo en el puente, en donde nos regala un hermoso fill lleno de intensidad. Definitivamente de las mejores del álbum.

“No More Guns” por su parte, es más punk rock, con tintes de Ramones y Green Day. Los riffs de guitarra son más potentes y efectivos, aunque el coro se siente un tanto repetitivo y puede volverse aburrido antes del final. Triste, porque es la canción más movida de todo el disco y a la vez la que menos te atrapa.

Volviendo a los coros pegajosos aparece “Losing My Mind”, aunque hay que mencionarlo, parece que ese coro es lo único realmente rescatable. Los versos son como extraídos de una canción pop de principios de los 2000, y cuando por fin te dejas llevar, la repetitividad vuelve a hacer de las suyas, pero eso no impedirá que lo tengas en tu cabeza durante días.

Por si quedaba duda de que The Cure sigue siendo influencia después de todos estos años, “Automatic” aparece como tributo a la legendaria banda inglesa. Tan pronto como suena el intro es inevitable sentir nostalgia, el riff principal, el teclado, la guitarra acústica nos recuerdan a la banda comandada por Robert Smith. El coro es sencillo pero efectivo y la batería de Ilan otra vez luciendo hermosa. Una de las mejores del álbum sin duda.

“Restless Souls” es la más parecida a los primeros lanzamientos de la banda y con ciertos guiños a Blink-182. El coro es el mejor de todo el disco y la melodía es la más emotiva, el único inconveniente es que las guitarras se vuelven imperceptibles por momentos, sin embargo, es la más intensa y emotiva con un mensaje positivo.

Y entonces llegamos a la rola que sirvió de sencillo principal, “Rebel Girl”, que dicho sea de paso, es la más romántica y pegajosa de todo el álbum. Es tierna, cursi, popera y te hará sentir tonto, pero no podrás evitar cantar ese coro, mientras que cerca del final. “A Fire In A Nameless Town” rompe un poco el ritmo con una atmósfera oscura y lenta pero que no termina por encajar pues las guitarras quedan enterradas bajo un sintetizador que nos recuerda a Moenia.

Ya para el final, la que supuestamente no sería parte del disco, “Kiss And Tell” da cierre de buena manera. Los riffs de guitarra suenan claros y los coros de fondo dan encajan perfecto mientras que Tom cuenta la importancia de no andar divulgando los secretos de tu (ex)pareja. Sin duda otra de las mejores del álbum, pero no hay que olvidar que por alguna maldita razón no incluyeron “All That’s Left Is Love” en el producto final (excepto en la edición japonesa).

Si bien es cierto que extrañamos a Tom en su banda original, es evidente que él ha decidido experimentar cosas nuevas y aventurarse en territorios desconocidos para lanzar un álbum completamente diferente a lo que haría junto Mark y Travis, y es hasta ahora que, gracias a este álbum, podemos entender de mejor manera por qué DeLonge dejó Blink en 2015.

Lifeforms de Angels And Airwaves no será el mejor disco del año, pero definitivamente es bastante agradable y disfrutable. Tiene sus detalles en la producción, que por momentos entierra las guitarras bajo los sintetizadores, pero al final parece que es un movimiento intencional para dar protagonismo a los elementos pop y las atmósferas espaciales que es lo que lo hace ser el álbum que es.

Independientemente de si Tom vuelve a Blink-182 como lo ha prometido varias veces, espero que siga en su búsqueda de evidencia de vida fuera de este mundo para que siga tomando inspiración y lanzando música con Angels And Airwaves porque hasta ahora, es lo más cercano que tenemos a un viaje hacía las estrellas.

Gerardo Sánchez
Gerardo Sánchez
Amante de la ciencia y el humor negro. La música salvó mi vida y el punk rock me enseñó a vivirla.

Te recomendamos

Comments

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

213,337FansLike
27,800FollowersFollow
11,175FollowersFollow

últimas Noticias

Más vistas

Playlist