Conecte con nosotros

Pólvora Live

Cayó un Trueno de gran impacto en la CDMX

La cara de los jóvenes del país llegó a la Ciudad de México y partió el Pabellón Oeste cual brutal rayo apocalíptico, pero trajo esperanza pura

Publicado

el

Alestorm

Trueno , el hombre del momento en el rap argentino está recorriendo el mundo con su más reciente obra musical de nombre “BIEN O MAL”, donde quiere demostrar que más allá del marketing y de la suerte, tiene las tablas para convertirse en la voz de toda una generación.

A pesar de la gran relevancia que tiene para la nueva generación de artistas argentinos, las competencias de Trueno en el Quinto Escalón parecen una pequeña pulga frente al monstruoso espectáculo que se montó para toda la gira y que solamente demuestra el nivel de madurez tanto interpretativa como instrumental del proyecto.

Resulta explosivo de principio a fin. Ni bien abordan el escenario sus acompañantes, incluido el grandioso Pedro Peligro, su padre, aquello se convierte en una fiesta, pero de esas donde se cierra la calle más importante de la colonia, se monta una lona inmensa, sillas, mesas, barbacoa y el dueño del sonido le sube hasta descomponer todas las bocinas. Saturarlas chido. O sea, una party loca de las que recuerdas por toda tu vida.

La banda

Por otra a parte, hay que destacar el digno papel que hicieron los miembros de su banda, pues aunque muchos esperábamos un show mucho más apegado a la instrumentación del disco, con tendencias a lo folclorista y tintes del R&B, se fueron más hacia lo rocanrolero de intensos riffs junto a una distorsión pesadísima, violentos tamborazos, y una percusión de grandes cualidades.

Una banda, además, que toma mucho protagonismo a lo largo de la presentación. Que más allá del mero soporte, se involucran con el público, brincan, saltan y se vuelven locos. Hacen el rato mucho más ameno y le arrebatan presión a Trueno de cargar con el papel de la superestrella. Necesario y se agradece. Claro que las magistrales canciones que ha escrito durante todos estos años de carrera hacen la mayoría del trabajo.

Muchas veces parece que es el artista es quien viene a entretenernos, pero quién acaba por llevarse una sorpresa es la banda, pues corear de principio a fin todos sus temas, aunado a cánticos de cancha adaptados a las tarimas, entre otras de nuestras características, no existen en ningún otro país. Así sucedió con Mateo.

México está pidiendo perreo

Mateo también aprovechó para lanzar algunas canciones que ha lo largo de su carrera han destacado por más mezclas de reguetón que tienen como base. No es un secreto que le agrada el género y que tocarlas obedece cien por cien a las propias peticiones de sus fanáticos.

“Yo creo que Argentina está pidiendo perreo”, canta en el tema “Ñeri“, por ejemplo. “Si la gente me pide reguetón, se lo doy”, argumenta en “Un paso” junto al cantante de origen colombiano, J Balvin.

Pero en vez de hacerlo 100% desconectados de la música que por inercia vienen interpretando, se avienta la rima chida a un buen ritmo tropical y algunos nuevos arreglos pop rock para hacerlo más ameno. “Un beat de reggaeton, igual te lo rapeo”, canta, manteniéndose fiel a sus costumbres.

Y la gente lo disfruta. Canta. Baila. Y comienzo a sospechar que no importa si esto es salsa, punk, quebradita o pop baladas, pues el único objetivo de la chaviza es, precisamente, encontrar una válvula de escape a las normas impuestas por la propia sociedad. A la verga los estereotipos. Arriba el perreo.

De regreso a la cuna

Por último, tuvimos la fortuna de presenciar a dos grandes raperos mexicanos, quienes fueron parte importante en el desarrollo de Trueno dentro de la música. Por ejemplo, saltó a la tarima el buen ACZINO, quién le brindó su apoyo y le dio su bendición cuando ya era un rapero consagrado, y el Mateo iba rumbo a su triunfo en la Redbull, y su FMS.

Además, lo hicieron al fiel estilo que los caracteriza, y por el que se hicieron mundialmente conocido: el freestyle. Tal vez sin ser conscientes de ello, ahí estábamos, emocionados y siendo testigos de una de las más épicas batallas en la historia del género.

Tampoco faltó Alemán de la Homeground Mafia, probablemente el más grande MC mexicano de los últimos tiempos. Fiel a su estilo, entró mamoneando al escenario, con cigarro en mano, y se aventó unas emocionantes rimas a ritmo de “GPS”, probablemente mi dúo favorito de cualquiera que halla hecho este par.

El real dance Crip

Y para cerrar con broche de oro, una brutal canción antipolicías. Porque si algo deja en claro el último disco del argentino, es que decidió adoptar una gran responsabilidad frente a la sociedad, y es la de hacer música en contra de la autoridad que se pasa de verga con sus iguales.

A partir de entonces no sólo es la voz de las nuevas generaciones -de la juventud- también de su barrio y de todos los oprimidos de Latinoamérica que necesitaban un líder que sea capaz de visibilizar a nivel internacional las causas justas por las que luchan.

“En la calle me conocen como el hip-hop, the hit, the real dance Crip, la cara de los jóvene’ ‘el país…”, Lo dice él mismo en su tema de vibras funkys sesenteras, y así, con todo el poder del futuro en sus manos, se despidió de México, o como le insistieron durante todo el concierto: “su México”.

Setlist

  • Hoop Hoop
  • Atrevido
  • BZRP Freestyle Sessions
  • Buenos Aires en Llamas
  • Feel me?
  • Panamá
  • Bien o mal
  • Solo por vos
  • Hood
  • Mami Chula
  • Jungle
  • Un paso
  • Ñeri
  • Salimo de noche
  • Freestyle (ACZINO)
  • GPS (Alemán)
  • Argentina
  • Sangría
  • Tierra Zanta
  • Fuck el police
  • Dance Crip

Periodista musical egresado de la UNAM; ahora editor SEO, reportero y fotógrafo de esta H. revista digital, con más de siete años en el mundo de las notas, reseñas y opiniones de la industria musical. Interesado cien por cien en la búsqueda de nuevos sonidos, tendencias y datos históricos.

Haga clic para comentar

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *