Conecte con nosotros

Pólvora Live

Mastodon y Gojira armaron la pelea del siglo con un concierto brutal en el Velódromo Olímpico

No hubo quien saliera sin moretones de este enfrentamiento

Publicado

el

Mastodon y Gojira en el Velódormo Olímpico de la Ciudad de México / Foto: Andre Dulché

Varios miles de metaleros, uniformados con atuendos completamente negros, de playeras deslavadas con imágenes no solo de Gojira y de Mastodon, si no de varias bandas igual de brutales, le cayeron al Velódromo Olímpico para ver la batalla de monstruos más impresionante del siglo. Esas burlas del Canelo contra un bulto de papas, qué, estos sí fueron verdaderos chingadazos, pero musicales.

IMG20231108225902
Mastodon y Gojira en el Velódromo Olímpico de CDMX. FOTO: Pólvora

Mastodon, mucha técnica, poca emoción

Mastodon fue la primera banda en salir a escena, oriundos de Atlanta, Georgia, en los Estados Unidos de Norteamérica, quienes demostraron desde su primera canción que aquello iba a estar altísimo durante toda la noche.

TE PUEDE INTERESAR: México Metal Fest VII: Fecha, bandas, lugar y precios

Mastodon es una banda de Metal Progresivo. Lo que significa que sus experimentaciones contienen toda clase de ritmos que no necesariamente empatan con un metal extremo como el que solemos estar acostumbrados a escuchar. De pronto se ponen muy técnicos, con un montón de riffs y de solos e intervenciones de la batería que le cambian completamente el sentido a una rola que andaban interpretando bien a gusto.

Mastodon en el Velódormo Olímpico de la Ciudad de México / Foto: Andre Dulché
Mastodon en el Velódormo Olímpico de la Ciudad de México / Foto: Andre Dulché
Mastodon en el Velódormo Olímpico de la Ciudad de México / Foto: Andre Dulché
Mastodon en el Velódormo Olímpico de la Ciudad de México / Foto: Andre Dulché

En vivo, esto se convierte en un auténtico gancho al hígado. Puedes estar muy cómodo haciendo un péndulo con tu cabeza y presumiendo una larga melena, pero de pronto aquello que se pone bien ecuánime, lejos de salvajadas, o las guitarras te roban toda la atención con una espectacular figura fabricada con los dedos, y el corazón te palpita al mil por hora con un doble bombo impresionantemente rápido que emociona hasta la médula.

Esa forma cuasi perfecta de tocar sus temas hasta en vivo, hace que la gente se apague un poco, perdidos en la apreciación de cada uno de sus componentes, olvidándose por completo de echar desmadre en las primeras filas. Eso no quiere decir que hayan sido una banda aburrida o les haya faltado emoción, simplemente hay que estar atento a lo que pasa en el escenario, y a lo que emana de las bocinas para no perderte ni un solo segundo de maestría musical. Es como verna Bethoven, Mozart, Chopan, Wagner y Bach en escena. No quisieras perder detalle.

Mastodon en el Velódormo Olímpico de la Ciudad de México / Foto: Andre Dulché
Mastodon en el Velódormo Olímpico de la Ciudad de México / Foto: Andre Dulché
Mastodon en el Velódormo Olímpico de la Ciudad de México / Foto: Andre Dulché
Mastodon en el Velódormo Olímpico de la Ciudad de México / Foto: Andre Dulché

Setlist de Mastodon en el Velódromo Olímpico, estas son las canciones que tocaron en CDMX

  1. The Wolf Is Loose
  2. Crystal Skull
  3. Megalodon
  4. Divinations
  5. Sultan’s Curse
  6. Bladecatcher
  7. Black Tongue
  8. The Czar
  9. High Road
  10. More Than I Could Chew
  11. Mother Puncher
  12. Steambreather
  13. Blood and Thunder
Mastodon en el Velódormo Olímpico de la Ciudad de México / Foto: Andre Dulché
Mastodon en el Velódormo Olímpico de la Ciudad de México / Foto: Andre Dulché

Gojira, brutalidad que te explota el cerebro

Entonces llega el turno de Gojira, sinceramente la banda más esperada por todos los presentes, quienes avanzaron unos metros y comenzaron a aplastarse unos con otros para ver más de cerca a los ídolos franceses que no vienen a México desde el 2018, cuando dieron una esporádica presentación de festival en la Curva Cuatro del Autódromo Hermanos Rodríguez.

Ahora sí se tomaron su tiempo para elegir lo más mamalón de su repertorio viejo, pero también se las canciones más recientes, para armar un setlist impresionante que dejó satisfecho a más de uno, aunque con ansiadas ganas de volver a tenerlos pronto en la Ciudad de México.

Desde su primera intervención, aquello nos voló el cerebro. Suenan durísimo en vivo, haciendo completa justicia de lo que escuchas en tu casa, desde cualquier reproductor y con los audífonos bien puestos. La batería, para empezar, es algo que no se alcanza a describir con adjetivos como espectacular, maravillosa e impresionante. Lo salvaje que demuestra ser Mario Duplantier es de otro mundo. Una especie de Hulk, emputado con la vida y con ganas de descargar toda esa irá a través de sus baquetas, hasta los toms, tarola y platillos. No hace falta que todos nos pongamos a saltar para provocar una pequeña marea de concreto y pasto, basta con los chingadazos a la batería para que nos vibre el piso.

Gojira en el Velódormo Olímpico de la Ciudad de México / Foto: Andre Dulché
Gojira en el Velódormo Olímpico de la Ciudad de México / Foto: Andre Dulché
Gojira en el Velódormo Olímpico de la Ciudad de México / Foto: Andre Dulché
Gojira en el Velódormo Olímpico de la Ciudad de México / Foto: Andre Dulché

Pero aunado a ésta, en las bases rítmicas de la banda, encontramos un bajo que suena, y cómo suena. Es el principal instrumento que activa tus sentidos, que te pone las pilas, que no te deja divagar, ni te da tiempo de pensar en lo que haces. Atrapa toda tu atención. La mayor parte de la brutalidad que demostró la banda en el Velódromo Olímpico, viene del instrumento de Jean-Michel Labadie. Es un auténtico monstruo de las cuerdas.

Y al final tenemos tanto a Joe Duplantier como a Christian Andreu. Los guitarristas que le terminan de dar forma a la obra de arte que es Gojira. Su aportación a la banda no es meterle más poder del que ya describimos, lo suyo es adornar con excéntricas figuras, destacables riffs y emocionantes solos, cada una de las canciones que nos van presentando. Son la cereza en el pastel, lo que vuelve a la banda técnica y melódica, no tanto extrema ni de ritmos endemoniados.

Todas estas características, además del fuego, el humo a presión, los confetis y regalos (plumillas o baquetas) quena cada rato lanzan, los convierten en una impresionante máquina de reventar tímpanos en vivo. Afuera, la gente impresionada se detenía un rato para escuchar el infierno que se desataba en el Velódromo Olímpico, y los fanáticos de Fabulosos Cadillacs que salían del Palacio de los Deportes, huían espantados del sonido que incluso a varios metros de distancia, hizo temblar las paredes del metro cual gelatina.

Gojira en el Velódormo Olímpico de la Ciudad de México / Foto: Andre Dulché
Gojira en el Velódormo Olímpico de la Ciudad de México / Foto: Andre Dulché
Gojira en el Velódormo Olímpico de la Ciudad de México / Foto: Andre Dulché
Gojira en el Velódormo Olímpico de la Ciudad de México / Foto: Andre Dulché

Setlist de Gojira en el Velódromo Olímpico, todos los temas que tocaron en CDMX

  1. Born for One Thing
  2. Backbone
  3. Stranded
  4. Flying Whales
  5. The Cell
  6. The Art of Dying
  7. Drum Solo
  8. Grind
  9. Another World
  10. Oroborus
  11. Silvera
  12. The Chant
  13. L’enfant sauvage
  14. The Heaviest Matter of the Universe
  15. Amazonia
  16. The Gift of Guilt
Gojira en el Velódormo Olímpico de la Ciudad de México / Foto: Andre Dulché
Gojira en el Velódormo Olímpico de la Ciudad de México / Foto: Andre Dulché

Periodista musical egresado de la UNAM; ahora editor SEO, reportero y fotógrafo de esta H. revista digital, con más de siete años en el mundo de las notas, reseñas y opiniones de la industria musical. Interesado cien por cien en la búsqueda de nuevos sonidos, tendencias y datos históricos.

Haga clic para comentar

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *